Miércoles 12.12.2018
Lucena Hoy

El Ciudad de Lucena aprovecha los errores del Coria CF y escapa de los puestos de descenso (3-0)

Los locales se adelantaron por medio de Diego y Marwan, este último expulsado tras una celebración polémica que provocó su segunda amarilla. Curro Pérez sentenció el encuentro.

Los jugadores celebran el tercer gol del Ciudad de Lucena
Los jugadores celebran el tercer gol del Ciudad de Lucena
El Ciudad de Lucena aprovecha los errores del Coria CF y escapa de los puestos de descenso (3-0)

Ganar o ganar. La victoria lucentina era la única solución para sanar la montaña rusa de resultados que venían acumulando y salir de los puestos de descenso. Los chicos de Diego Caro volvían a reencontrarse con su público tras tres partidos sin conocer la victoria y ante un rival con el que nunca se habían enfrentado.

Desde primera hora el desacierto iba a marcar el partido. En el primer minuto la zaga visitante no logró interceptar un balón que robó Marwan para plantarse solo delante del portero. Los fantasmas del gol regresaron y el delantero no precisó su disparo. El relevo de la imprecisión pasó a los locales, concretamente a su portero Sillero, quien dejó en bandeja el gol a Pavón. Pero de nuevo la equivocación hizo que no se moviera el marcador.

Quien sí lo hizo fue Diego. Cuando el partido estaba tosco, el mediocentro celeste controló en el área un mal despeje de la zaga y con templanza colocó el cuero en la esquina superior de Isco. De nuevo Marwan sacó su furia y potencia a relucir, zafándose de sus rivales con una facilidad pasmosa.

Pasada la media hora, el punta marroquí encontró su gol gracias a la pifia de Isco, quien dejó el balón botando y provocando la vaselina de Marwan. Este se despojó de la tensión en la celebración y con una patada al banderín recibió su segunda amarilla. Mientras se retiraba iba pidiendo perdón a su equipo. Le quedaba toda la segunda parte jugando con uno menos.

Alejandro Ceballos puso toda la carne en el asador y se lanzó hacia la remontada con dos sustituciones, Ivan y Raul Vega, pasando a una defensa de tres hombres. Sin embargo, el Ciudad hiló una tela indestructible atrás y jugó todo el tiempo posible en campo contrario. Iván y Diego pudieron sentenciar pero el devenir de la segunda parte lo marcó otro factor.

Con los cambios agotados por parte del Coria, Redondo se lastimó la rodilla y tuvo que salir del terreno de juego. La igualdad numérica achicó las esperanzas visitantes y con el tanto de Curro Pérez se decretó el desenlace. El central entró desde el banquillo y con un giro de cuello descomunal cabeceó el cuero al fondo de las mallas.

Con la victoria a punto, Diego Caro brindó a Javi Ruiz sus primeros minutos en esta campaña, un jugador a tener en cuenta de cara al futuro. Aunque ahora importa el presente, y con este triunfo el Ciudad de Lucena supera a su rival de hoy y, lo más valioso, sale de la zona peligrosa. 

Comentarios