Miércoles 24.10.2018

SEGUNDA DIVISIÓN B

Tridimensional Javi Gómez (Lucena 3 Arroyo 2)

El delantero nacido en Cuenca hace 31 años embriagó de satisfacción a un cuadro celeste en proceso de búsqueda.

Tridimensional Javi Gómez (Lucena 3 Arroyo 2)

Un jornalero del fútbol. Un avezado delantero. Un jugador irreprimible. Javi Gómez rescató, en tres descargas, a un Lucena irreconocible durante el primer tiempo. Tres zarpazos. Una definición pura. Un testarazo registrado. Una aceleración acrobática. El delantero nacido en Cuenca hace 31 años embriagó de satisfacción a un cuadro celeste en proceso de búsqueda.

Javi Gómez avisó a Juanma nada más empezar el segundo capítulo. Desde el flanco izquierdo –la posición que ocupó inicialmente-, efectuó un trallazo en diagonal que despejó el guardameta del Arroyo. Antes de las tres dianas del nueve celeste, Ruano y Juanfran adelantaron al equipo de Juan Marrero.

Abel Buades –inmenso en la medular junto a Bezares- demostró su veteranía al buscar una falta al borde del área grande local. Ruano se cobró la acción a balón parado y describió una parábola para que el balón besara la red de José Ramón. Una curva magnífica. Santacruz y el arquero del Lucena evitaron a continuación sendos goles visitantes abortando las acciones en su punto más caluroso.

Rafael Carrillo, Falete, retiró a Sarmiento y ubicó a Jesús Lanza en funciones de pivote defensivo. En la jugada siguiente, el Arroyo agrandó la ventaja con el segundo gol. Willy caracoleó en la parte derecha y asistió a Juanfran. El delantero arroyista se internó en el área, recibió el esférico y se decidió por un punterazo que envió el cuero directamente a la escuadra izquierda de José Ramón.

El Lucena pagó en el segundo acto los errores y la inactividad del primero. El Arroyo aminoró al cuadro de Falete con largas posesiones de balón y una nutrida presencia en la medular. Abel Buades y Bezares aplicaron su físico y su sabiduría para imperar en el centro del campo. Jesús Lanza y Coco se sintieron inferiores y contagiaron su desconcierto al resto de la escuadra.

El 4-4-2 de Juan Marrero lo embellecieron Ruano y Juanjo en los costados. El exfutbolista del Lucena compartió una sonrisa con Falete en la banda. Quizás, el técnico cordobés reconoció con ese gesto su equivocación al no apostar por su renovación durante el verano. Y más aún con las carencias ofensivas zurdas de los lucentinistas.

La voluntad de Javi Gómez en el flanco zurdo contrastaba con la inoperancia de Pepe Díaz en la punta. La variación táctica de Falete al intercambiar la demarcación de ambos exaltó al Lucena. Los locales concedieron innumerables córneres y acciones a pelota parada al Arroyo en el capítulo primero. Willy cabeceó al palo un centro de Ruano desde la izquierda y Abel Buades disparó duro, pero arriba, un chut desde la frontal.

El Arroyo atosigó al Lucena en el transcurso del primer tiempo y la retaguardia celeste se sacudía del agobio en la misma línea del área grande. Sarmiento sofocó numerosos conatos de incendio la antesala de la defensa y oxigenó al Lucena con sus traslados del balón.

Los visitantes se descomponían cuando debían emprender intervenciones defensivas. Unos requiebros de Coco situaron a Pepe Díaz en una situación franca. El atacante cordobés finalizó con una pésima dirección. Un penalti marrado por Jesús Lanza despidió la primera parte. Una mano dentro del área de Santi Polo otorgó al centrocampista lucentinista una oportunidad estupenda para deshacer la igualada. Juanma alejó con su pierna el balón de la portería.

La conclusión del duelo se diferenció radicalmente del albor. La psicosis del Arroyo ante la imaginación de la enésima remontada en sus excursiones, el estímulo del medio Fran y las tres rubricas de Javi Gómez dibujaron la locura celeste.

Javi Salero quebró la zaga visitante con una asistencia que Javi Gómez se encargó de ensalzar. El delantero conquense recibió, controló y lanzó al palo izquierdo de Juanma. Gol de manual. Bezares desperdició una ocasión en la boca de las mallas locales y Dani Peralta vio la segunda amarilla por desplazar un esférico con el partido pausado. El dominio terrenal del Lucena era pleno. Por bríos más que por fútbol. Fran emitió un obus que Juanma, en plancha, apartó al larguero.

Un centro ascendente con el empeine de Fran preludió el segundo de Javi Gómez. Esta vez se elevó por encima de toda la retaguardia del Arroyo y mientras conectaba con el balón giró el cuelo en una maniobra de las que se aprenden en las escuelas balompédicas. Su testarazo atravesado impresionó a Juanma. El triplete, con el consiguiente estallido de júbilo en las gradas, lo consumó tras un saque de esquina botado por Fran. Javi Gómez irrumpió en la portería con un salto descomunal. No se olvidó del balón y batió a Juanma. Una diversión trifásica.

FICHA TÉCNICA:

3.-LUCENA CF: José Ramón, Sergio Rodríguez, Santacruz, Obregón, Germán, Sarmiento (Fran, min.54), Jesús Lanza, Coco (Carrillo, min.82), Javi Salero, Pepe Díaz (Ismael, min.68) y Javi Gómez.

2.-ARROYO CP: Juanma, Manu, Dani Peralta, Sergio Castaño, Santi Polo (Guti, min.67), Bezares, Abel Buades, Ruano, Juanjo, Willy (Espinar, min.74) y Juanfran (Morán, min.71).

GOLES: 0-1, min.51: Ruano; 0-2, min.55: Juanfran; 2-1, min.64: Javi Gómez; 2-2, min.89: Javi Gómez; 3-2, min.93: Javi Gómez.

ÁRBITRO: Lozano Reina, del colegio murciano. Expulsó, por doble amarilla, al futbolista del Arroyo Dani Peralta, en el minuto 69. Además, amonestó a los visitantes Abel Buades, Willy, Bezares, Juanma y Ruano y a los locales Javi Gómez, Sarmiento y  Obregón.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimotercera jornada del grupo IV de Segunda División B, disputado en el estadio Ciudad de Lucena en presencia de unos 1.700 espectadores.