jueves 26.05.2022
Lucena Hoy

Los agricultores de Córdoba protestarán el día 21 ante la "situación extrema" del campo cordobés

Los costes de producción, la reforma de la PAC y los problemas de mano de obra y con terceros países, son las principales causas del descontento.
campo
Presentación de esta iniciativa en la Cooperativa Olivarera de Lucena
Los agricultores de Córdoba protestarán el día 21 ante la "situación extrema" del campo cordobés

El campo cordobés se dispone a dar la batalla ante una situación "adversa como nunca" que aboca a muchas explotaciones agrarias y ganaderas al cierre, según han explicado hoy en el salón de actos de la Cooperativa Olivarera de Lucena los representantes provinciales de Asaja, UPA y COAG, Ignacio Fernández de Mesa, Miguel Cobos y Carmen Quintero y el presidente de esta entidad, Francisco de Mora, en nombre de colectivo de cooperativas agroalimentarias.

La cita es el próximo 21 de diciembre. Desde distintos puntos de la provincia partirán hacia El Arenal de Córdoba los agricultores manifestantes. A las 10 de la mañana una caravana que terminará en la Subdelegación del Gobierno recorrerá las calles de la capital para hacer notar las dificultades que atraviesa el sector y "concienciar a la sociedad y a la clase política" de la necesidad de adoptar medidas urgentes para "salvar al campo".

Son cuatro los principales factores que preocupan a agricultores y ganaderos:  la reforma de la PAC, los elevados costes de producción, los problemas laborales y los mercados internacionales.

Costes de producción e impuestos

Según Fernández de Mesa en los últimos meses se ha producido la mayor subida de los costs asociados de la producción agr´cola y ganadera de los últimos años, siendo especialmente notable en el sumnistro eléctrico, el gasoil, los productos fitosanitarios y el coste de las materias primas.

Las patronales tienen datos sobre el aumento de precios: piensos, casi un 30% en el último año; semillas, un 20%; abonos, un 48%; el agua, un 33%; los plásticos para invernaderos, un 46%; o el gasóleo agrícola, un 73%. Todo eso hace que el precio de los alimentos siga subiendo para los consumidores finales, pero los productores siguen cobrando lo mismo. En consecuencia, no cubren los gastos en muchos casos.

Entre las propuestas de los agricultores está un reparto más justo en la cadena alimentaria, acabar con al venta a pérdidas que realizan algunos comercios (así lo indican las patronales, aunque esa práctica está prohibida), acabar con la fijación de precios y medidas fiscales de apoyo al sector. También se deberían rebajar las facturas del agua y la luz e incluso, y ello a pesar de la sequía -algo que reconocen los empresarios-, «autorizarse el incremento en los regadíos para las épocas en que haya agua suficiente».

Reforma de la PAC

La reforma de la PAC lleva años sobre la mesa, casi el mismo tiempo que llevan los empresarios protestando por un nuevo modelo que supondrá «menos presupuesto, más burocracia y más obligaciones», tal como han indicado hoy las cuatro patronales.

El nuevo formato de la PAC está más orientado al medio ambiente en lugar de fomentar la producción o modernizar las explotaciones, dos de sus mayores logros. La fijación de la población al mundo rural, eso de lo que tanto se habla hoy en día, es otro de sus aciertos y no habría sido posible sin la intervención directa de la UE.

El sector considera que el plan estratégico del Gobierno español, ya en trámite de exposición pública, «exige más a los agricultores y ganaderos, pero con menos recursos y castigando a la agricultura y ganadería más productiva». Justo lo contrario de lo que la PAC ha venido promoviendo hasta ahora.

Las patronales reclaman que el Ministerio cambie sus propuestas; que la PAC sea «más justa» para Andalucía; reconocer la diversidad del campo andaluz; cambios en la distribución de las nuevas regiones agrícolas de la UE; modificar la política de «ecoesquemas», un concepto nuevo que busca incentivar la sostenibilidad de las explotaciones; mantener las ayudas a los empresarios que tienen la agricultura como una actividad complementaria; y suspender la iniciativa del Nuevo Pacto Verde del Ministerio.

Política laboral

La tercera pata de esta 'tormenta perfecta' tiene que ver con la mano de obra. Por un lado está la reforma laboral prevista por el Gobierno, que incluye la conversión de trabajadores temporales -el modelo más usado en el campo, como en tantos otros sectores- en fijos discontinuos. Y por otro, las dificultades para contratar empleados extranjeros.

Las medidas que proponen las cuatro asociaciones convocantes contemplan mantener los contratos temporales, adaptar la condición de fijo discontinuo y bonificar las cotizaciones a la Seguridad Social en la conversión de los contratos.

Terceros países

Finalmente Francisco de Mora se ha referido a los mercados internacionales y las exportaciones e importaciones. Los empresarios consideran que el mayor problema está en la «competencia desleal» de terceros países que pueden producir más con menos restricciones ambientales y unas condiciones laborales muy distintas. La reforma de la PAC contribuirá, según las patronales, a aumentar más aún las diferencias y podría llevar a la «deslocalización», es decir, el traslado de las explotaciones agroganaderas a esos países.

Las propuestas en este apartado buscan exigir a los competidores de otros países los mismos requisitos que impone la UE, algo harto difícil de conseguir, así como acuerdos comerciales «justos».

El responsable de la Cooperativa Olivarera de Lucena ha indicado que en los próximos días se dará a conocer el punto de encuentro para la caravana que partirá desde Lucena y ha animado a todos los agricultores lucentinos a participar en esta cita reivindicativa.