sábado 15.05.2021
Lucena Hoy

INSATISFACCIÓN VECINAL CON LA RESPUESTA MUNICIPAL

El ayuntamiento no mantendrá el aparcamiento a ambos lados de la Calzadilla del Valle y propone a los vecinos ceder para este fin un solar en la misma zona, supervisado por algún colectivo social

El ayuntamiento entiende que la normativa vigente no permite mantener el aparcamiento en uno de los lados y los vecinos creen que la solución aportada obligará a pagar por aparcar
Obras Calzadilla del Valle
Obras en Calzadilla del Valle
El ayuntamiento no mantendrá el aparcamiento a ambos lados de la Calzadilla del Valle y propone a los vecinos ceder para este fin un solar en la misma zona, supervisado por algún colectivo social

Los vecinos de Calzadilla del Valle han mostrado su decepción ante la inamovible decisión del Ayuntamiento de Lucena respecto a sus peticiones para que la calle, actualmente en obras, mantenga la posibilidad de estacionar a ambos lados del vial, como había venido ocurriendo hasta ahora, suponiendo la pérdida de una veintena de puntos de aparcamiento.

Tras la reunión mantenida el pasado miércoles con el alcalde, Juan Pérez, y el concejal de urbanismo, César del Espino, la solución aportada por el equipo de gobierno ha sido la de habilitar un solar perteneciente al Ayuntamiento y situado junto a la guardería “Las Soledades”, que cuenta con algo más de 300 metros, como zona de aparcamiento mientras el solar permanezca vacío.

No obstante, los vecinos señalan que "habría que pagar por aparcar, ya que la intención municipal es realizar una concesión a algún colectivo social para que gestionen dicha zona de aparcamiento, siendo esta una solución que no comparten los vecinos.

El ayuntamiento mantiene que la actual normativa urbanística es imposible reducir el tamaño de los nuevos acerados para ganar los 40 centímetros que serían necesarios para garantizar la posibilidad de aparcar a ambos lados de la calle. Por tanto, señalan los vecinos, "han decidido continuar con una acera de 2,08 metros y otra de 2,20, además de unos naranjos situados a la entrada y salida de la calle" en detrimento de las peticiones vecinales.

Para los vecinos, que también denuncian que, sin embargo, se mantenga un poste de luz que supone un claro obstáculo para la accesibilidad en una de las aceras, "el Ayuntamiento se ampara en una ley hecha a medida del consistorio, donde no caben alternativas ni propuestas de la ciudadanía".