Domingo 17.02.2019
Lucena Hoy

OBRAS

Ciudadanos denuncia el 'abandono' de las Bodegas Víbora y el equipo de gobierno reconoce que "no hay financiación"

Ciudadanos denuncia el 'abandono' de las Bodegas Víbora y el equipo de gobierno reconoce que "no hay financiación"

La portavoz municipal de Ciudadanos, Purificación Joyera, denunció en el transcurso de la última sesión plenaria el estado del edificio de las antiguas Bodegas Víbora, del que es titular el Ayuntamiento de Lucena.

Para Ciudadanos es incomprensible la suciedad y completo abandono que sufre este inmueble y la pasividad del equipo de gobierno. Joyera no dudó en emplear calificativos como "estercolero y basurero" para referirse al edificio y recriminó al equipo de gobierno que reclame y sancione a los ciudadanos por no conservar en buen estado sus parcelas cuando no hace lo propio con aquellas de las que es titular.

Para Ciudadanos la situación incluso supone un riesgo para el vecindario debido a los continuos desprendimientos de sectores del muro perimetral, la acumulación de escombros y la suciedad acumulada.

El concejal de Obras, José Cantizani, indicó que ya se ha dado orden a los servicios de limpieza y mantenimiento para que procedan al adecentamiento de estas antiguas bodegas, que gozan del máximo grado de protección en la PGOU. En otro orden de cosas, el edil socialista reconoció que hasta el momento no se ha encontrado financiación que permita continuar con la actuación en el mismo ni un proyecto definido de uso, después de que quedase en saco roto la posibilidad de reubicar en estas dependencias distintos servicios municipales y la Jefatura de la Policía Local.

El ayuntamiento invirtió la adquisición de este edificio 1,6 millones de euros, tras exigir sus propietarios su expropiación ante la imposibilidad de mantenerlo y de acuerdo con el Plan General de Ordenación Urbana. A esa cantidad se sumaron posteriormente 1,2 millones de presupuesto de la actuación sobre el mismo de la escuela taller, que no pudo cubrir la totalidad de los objetivos de obra, dejando el inmueble en su situación actual, desprotegido al carecer de uno de sus muros laterales.

Según estimaciones del equipo de gobierno hace tres años, la finalización de las obras supondría un gasto adicional de unos 3 millones de euros.