Domingo 17.02.2019
Lucena Hoy

OBRAS

Un estudio valora en 7,5 millones de euros las obras de renovación de la conducción de agua desde el Nacimiento de Zambra

Depósitos de agua de Lucena en La Calzada
Depósitos de agua de Lucena en La Calzada
Un estudio valora en 7,5 millones de euros las obras de renovación de la conducción de agua desde el Nacimiento de Zambra

El ayuntamiento de Lucena ya tiene en sus manos el proyecto de mejora de abastecimiento de agua a Lucena desde el manantial de Zambra elaborado por la empresa de ingeniería GIS y conoce el presupuesto del mismo, que excede notablemente de lo anunciado en fechas recientes por el equipo de gobierno, elevándose a 7.517.483 euros, incluido el IVA.

La mayor parte de este presupuesto corresponde al capítulo de "conducción y valvulería", con 3.560114 euros, que suponen un 64% del coste total, seguido del apartado de movimientos de tierras, con algo más de un millón de euros de gasto presupuestado, que representan un 21% más. El presupuesto también incluye el bombeo del agua hasta el depósito de El Calvario.

El dato ha sido dado a conocer por el concejal independiente Vicente Dalda en el marco de una rueda de prensa en la que ha pedido al equipo de gobierno que esta actuación sea acometida por la empresa municipal Aguas de Lucena mediante crédito o por el ayuntamiento a través de una ampliación de su capital social, lo que permitiría desgravar el importe del IVA (21%) y abaratar la actuación para las arcas municipales.

Dalda señaló que, teniendo en cuenta que la actuación supondría un ahorro anual de 250.000 en la factura del agua que el Ayuntamiento compra al Consorcio Provincial y arbitrando un incremento temporal de 20 euros anuales en el canon incluido en los recibos de los 20.000 contratos de suministro existentes –que se traduciría en otros 400.000 euros adicionales– la actuación podría amortizarse en solo diez años sin graves perjuicios para las finanzas municipales ni el bolsillo del contribuyente, permitiendo la contratación de las obras en una sola fase, en lugar de hacerlo por tramos como han sugerido otros grupos políticos municipales.

Como ya indicó el equipo de gobierno a finales de 2018, la intención municipal es renovar el actual trazado de la conducción de agua desde el acuífero de El Nacimiento de Zambra, tras descartarse la opción de construir una nueva canalización que recorra de forma lineal los apenas 14 kilómetros que separan el acuífero de la ciudad, utilizando bombas para impulsar el agua.

La actual tubería cuenta con más de 70 años de antigüedad y suma 22.000 metros de longitud, permitiendo que el agua llegue a los depósitos municipales por gravedad y sin necesidad de ningún tipo de impulso mecánico.

La decisión pretende optimizar el aprovechamiento del manantial de Zambra, que abastece a la ciudad desde mediados del siglo XX, cuya aportación porcentual al consumo diario de la ciudad había ido descendiendo paulatinamente en los últimos años como consecuencia de la sequía y de las importantes pérdidas de caudal que se producen en el transcurso del recorrido de 22 kilómetros que realiza el agua hasta llegar a los depósitos municipales. 

En la actualidad se estima que un cuarenta por ciento del agua que sale del acuífero se pierde por el camino. La cantidad era importante en momentos de sequía pero lo es más aún en estos momentos, cuando el manantial se encuentra a pleno rendimiento. A día de hoy Zambra aporta un cuarenta por ciento de los 8.500 metros cúbicos de agua que consumen cada día el conjunto de los hogares lucentinos. El sesenta por ciento restante es adquirida a Emproacsa. En 2018 el Ayuntamiento gastará unos 880.000 euros en la compra de agua al Consorcio Provincial.

Araceli Bergillos, edil de Hacienda, aseguró en diciembre que “se trata de una actuación importante desde el punto de vista económico que afrontaremos en diferentes años y fases” y adelantó que las obras del primer tramo podrán licitarse e iniciar su ejecución a lo largo del año 2019 con cargo al remanente positivo de tesorería con el que se cerrará el ejercicio 2018 y que según las primeras previsiones, superará los 800.000 euros.