Jueves 27.06.2019

EL NUEVO PROYECTO CONTEMPLA SU USO COMO ZONA VERDE Y ESPACIO DE OCIO.

Las obras del Carmen deberán esperar una subvención. El PP pide a Pérez que pague los trabajos paralizados

El ex-concejal de Urbanismo, Miguel Villa puntualizó que él "autorizó la obra, que se inició tras la redacción de un proyecto por un ingeniero de la plantilla municipal, con la única voluntad de mejorar un espacio público"

Zona de El Carmen, objeto de la polémica
Zona de El Carmen, objeto de la polémica
Las obras del Carmen deberán esperar una subvención. El PP pide a Pérez que pague los trabajos paralizados

Las obras del Carmen tendrán que esperar a que exista una partida económica para acometerlas. El alcalde, Juan Pérez, indicó en el pasado pleno municipal que "se ha pedido una subvención para poder acometer la mejora de esta zona", para la que el nuevo proyecto contempla su uso como zona verde y espacio de ocio.

El tema volvía a la actualidad tras la pregunta del PP, que volvió a pedir en el pleno que el alcalde, Juan Pérez, asuma el pago de los 12.000 euros que, a juicio de este partido, tuvo como coste la fallida intervención en la zona del Carmen durante el pasado mes de mayo, "como responsable último de la anterior corporación". Así, el portavoz del PP, Paco Huertas, pregunto "cuándo y cómo piensa el alcalde devolver el dinero empleado en esa obra ilegal".

El regidor lucentino señaló al respecto que "cuando se gobierna se acierta y se generan beneficios, pero también se puede errar, como ocurrió en este caso y en algunos otros", poniendo como ejemplo algunos de los acuerdos con la Diputación Provincial sobre el tema del agua durante la anterior corporación, en la que este órgano estuvo en manos de los populares. Pérez señaló que "las decisiones se toman con la mayor sensatez posible y pensando que es lo mejor".

Por su parte, Huertas recriminó al alcalde que "esta obra no se ejecutó por error, sino con unos claros fines electoralistas" y reiteró que "le señalamos a usted, señor alcalde, como máximo responsable de una obra ilegal que usted ordenó primero y paralizó más tarde, tras devenir en ilegal". Según Huertas las obras se iniciaron sin informe alguno, "ya que si se hubiese pedido no se habría iniciado porque era ilegal".

Pérez negó la finalidad electoral de la actuación e indicó que al ser realizada por los servicios operativos municipales, la obra no precisaba ningún tipo de informe previo. El ex-concejal de Urbanismo, Miguel Villa puntualizó que él "autorizó la obra, que se inició tras la redacción de un proyecto por un ingeniero de la plantilla municipal, con la única voluntad de mejorar un espacio público". Según Villa "de ilegal nada, estaba acorde con la ley y solo se movió el terreno para instalar los sistemas de riego", a lo que Huertas respondió indicando que "si hubiese sido legal esa obra estaría ya terminada".