domingo 16.01.2022

Morales: "Se ha hecho todo lo posible, pero yo no puedo obligar a la gente a que baje a la feria"

 

Mara del Mar Morales, concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Lucena, se pronunci este mircoles sobre el resultado de la Feria Real de Nuestra Seora de Valle, desarrollada entre el 11 y el 14 de septiembre
Morales: "Se ha hecho todo lo posible, pero yo no puedo obligar a la gente a que baje a la feria"
Morales: "Se ha hecho todo lo posible, pero yo no puedo obligar a la gente a que baje a la feria"
María del Mar Morales, concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Lucena, se pronunció este miércoles sobre el resultado de la Feria Real de Nuestra Señora de Valle, desarrollada entre el 11 y el 14 de septiembre. La edil socialista insistió en la idea de que "no puede obligar a la gente a que baje al recinto" y que con el presupuesto disponible, 71.900 euros, "se ha hecho todo lo posible". Igualmente, defendió que su área ha tratado de "fomentar" el dinamismo, especialmente, en el tramo del mediodía. Además, abordó otros asuntos que han suscitado controversias, como la entrada del público a la Caseta Municipal en el transcurso de la actuación de Merche, el dinero que los caseteros de la zona joven han de pagar al Consistorio o el botellón.

"Mejorable es todo, probablemente ha habido errores, todo no se puede hacer perfecto", señaló. En lo que respecta a esas posibles equivocaciones, citó "el aforo en determinados conciertos". No obstante, sostuvo que "no hay consciencia de que no hay dinero" ya que "una familia con 2 o 3 niños no puede ir a la feria cuatro días".

Una cuestión que expuso diáfanamente fue la concerniente a las casetas ubicadas en la zona joven. "Ha habido 6 –Paradise, De Grana y Oro, Don Jamón, Embrujo, Jarana y Balcón Rosales- y solo hemos perdido dos con respecto al año pasado". Por lo tanto, apuntó, "en total la oferta ha sido de 12, si se añaden las fijas, con la novedad del Círculo Lucenitno". "Los lucentinos somos un poco especiales y como nos dé por una de ahí no salimos", añadió. Con todo ello, aseguró que "siempre se hará lo que se pueda", pero, seguidamente, lamentó que se "critique la feria desde el centro".

La responsable del área de Fiestas del Consistorio lucentino cifró en unos 500 o 600 euros lo que los empresarios de las casetas temporales han de abonar al Ayuntamiento. "Se exige 0,40 por metros cuadrado y, así, por un espacio de 300 metros, el desembolso asciende a unos 200 euros. Aparte, han de depositar una fianza de 300 euros que se devuelve o se compensa por el consumo de la luz". "Esto es lo único que deben satisfacer al Ayuntamiento por todos los días", sentenció. Después, "cada uno puede montar su caseta como quiera". "Para las casetas que se han instalado, y con la gente que ha ido, ha estado bien". "Dos de los caseteros me han dicho que les fue muy bien y hubo quien me dijo que bien, que tenían que hacer números, el domingo hablé con todos", desveló.

Desde su perspectiva, defendió que existen "atractivos" para acudir al recinto ferial. "La Caseta Municipal ha estado llena y antes no entraba nadie". Como prueba de ello, manifestó que "había personas de todas las edades desde por la mañana, comiendo y consumiendo y era un punto de encuentro para que la gente luego fuera a otros lugares". Morales señaló que desde su delegación se han contratado grupos, conciertos de gente de Lucena, charangas. "La Cofradía de la Humillación y Servitas –regentes de la barra de la Caseta Municipal, en la que además proporcionó una zona infantil- me ha dado las gracias por contar con ellos".

"Estos son ciclos, se puede hacer mejor por supuesto, pero el presupuesto es limitado, me hubiera gustado por ejemplo montar un escenario en la zona joven", apostilló. "La población que tiene Lucena es la que tiene y no hay suficientes habitantes para llenar una feria en el centro y otra en el centro, y más en la situación en la que estamos". De cualquier forma, se posicionó en contra de "montar dos ferias, arriba y abajo".

En cambio, apostó por una "unificación de las casetas". "Ya se lo he comunicado al equipo de Gobierno y al alcalde, haremos todo lo posible para que el año que viene, bien abajo o bien arriba, estén todas juntas, ya se verá la fórmula". Por otro lado, admitió su deseo de terminar la construcción de Recinto Ferial. "Son 300.000 euros, lo caro es la canalización de electricidad y agua, y estamos buscando alguna subvención".

Acerca del concierto del Merche, subrayó que se había anunciado la fijación de un "aforo limitado". "Es verdad que hubo una avalancha al principio, pero los que se esperaron, entraron, cada 10 minutos, ibas saliendo y accediendo personas, hay que ser pacientes". En cualquier caso, rechazó que se hubiera traslado a otro sito porque "se trata de no salirnos de la feria".

Por último, calificó de "fenómeno social" el botellón. "¿En alguna ciudad de España se prohíbe?", preguntó retóricamente. "He estado reunida con los propios caseteros, hemos querido dar soluciones, pero no son 10 personas, son cientos de personas, se puede prohibir, pero sería una batalla campal y no quiero eso en la feria". "Incluso algunos casetos me han dicho que no lo impida", agregó.

En relación al mismo tema, dijo que "habría que ver por qué están en el botellón, es lastimoso que vayan, pero cada vez hay más ". "Íbamos a intentar llevarlo más lejos, pero la Policía Local me informó de que al final vuelven al mismo sitio o se generan focos; si alguien tiene una solución que me lo diga", finalizó.
MANUEL GONZÁLEZ