Jueves 24.01.2019
Lucena Hoy

Cruce de reproches entre Teresa Alonso y Miguel Villa a cuenta del proceso de selección para la bolsa de trabajo de limpieza

Teresa Alonso mantiene que Villa desencadenó está polémica por intereses electoralistas y este aseguró ayer que "todo hace pensar que el procedimiento ha estado trucado y ha habido tongo".

Teresa Alonso y Miguel Villa
Teresa Alonso y Miguel Villa
Cruce de reproches entre Teresa Alonso y Miguel Villa a cuenta del proceso de selección para la bolsa de trabajo de limpieza

Lejos de amainar, la tensión generada por la advertencia de IULVCA de posibles irregularidades en el procedimiento seguido para la valoración de los aspirantes a formar parte de la Bolsa de Trabajo del servicio de limpieza municipal y la decisión de la edil de Personal, Teresa Alonso, de no modificar dicho procedimiento y mantener la celebración de la prueba el pasado lunes, va en aumento

Ayer Alonso volvió a rechazar las críticas emitidas tanto por Izquierda Unida como por Ciudadanos en relación a este tema, que situó en un contexto partidista, indicando que “solo se pueden entender por la celebración dentro de cinco meses de las elecciones municipales”.

La concejal socialista informó que en los dos últimos años en el Ayuntamiento de Lucena se han convocado hasta 28 procedimientos de contratación de personal laboral “en similares condiciones” a las establecidas en esta contratación de limpiadores y “en ninguna se ha producido incidencia alguna pese a contar también en muchos casos con un examen tipo test sin un temario específico”.

Alonso recordó que es el Comité de Contratación, conformado por técnicos municipales y representantes sindicales y políticos, quien gestiona desde el inicio los procesos de contratación, de modo que “parece razonable que todas las propuestas se hagan en este foro, pero ni Izquierda Unida ni Ciudadanos acudieron cuando se les convocó”, de ahí que “sorprenda ahora esta salida de tono de ambos partidos que, cuando han visto que había más de 900 aspirantes, han intentado hacer electoralismo con una grave irresponsabilidad, cuestionando el procedimiento pocas horas antes de la realización del examen”.

La responsable de Recursos Humanos ha hecho estas declaraciones después de que el lunes 672 de los 917 aspirantes inscritos afrontaran la prueba escrita, tipo test, como primera parte del proceso que a continuación desarrollará la fase de méritos con los candidatos que superen esta primera prueba.

“Para entender el interés electoralista de IU y C’s en este punto basta comprobar que no se han pronunciado sobre los otros dos procedimientos de contratación abiertos en el ayuntamiento –el de oficiales de albañilería y oficiales de construcción– ni tampoco en los 28 anteriores”, añadió Teresa Alonso, concluyendo que “se les ha notado mucho que solo buscan generar malestar ciudadano”.

Teresa Alonso comentó que “los ciudadanos esperan de la política soluciones a sus problemas y no más problemas generados por los políticos”, en alusión a las manifestaciones de Miguel Villa 72 horas antes del examen.

Respecto al nivel y temática de algunas de las preguntas, Alonso indicó que "son los tribunales quienes deciden las preguntas que se formulan" y añadió que "de alguna forma hay que ordenar a los aspiranes para seleccionar a los mejores en condiciones de igualdad, mérito y capacidad". La edil socialista manifestó que sería inviable para el ayuntamiento de Lucena establecer una valoración basada exclusivamente en méritos académicos o profesionales sobre los más de 900 inscritos, por lo que se determinó hacer una selección previa mediante un examen escrito objetivo, tipo test, de carácter eliminatorio.

RESPUESTA DE IZQUIERDA UNIDA

La respuesta de IULVCA fue inmediata. El portavoz municipal de esta formación política, Miguel Villa, aseguró en rueda de prensa que "todo hace pensar que el procedimiento ha estado trucado y ha habido tongo". Villa indicó que el único objetivo de su grupo al avisar sobre posibles irregularidades en la convocatoria antes de que la misma se celebrara fue la de garantizar la transparencia del proceso y solicitar su subsanación, intento en el que ha chocado "con la actitud soberbia y prepotente de esta concejal cuyos éxitos en política son cero".

Según Miguel Villa "hay dudas sobradas para decir que este procedimiento no ha sido transparente". Así, indicó que "han participado en el tribunal personas que no deberían hacerlo –en referencia a un delegado sindical–, no se ha dado a los aspirantes la posibilidad de conocer los temas sobre los que iban a ser preguntados "quizá con el objetivo de beneficiar a alguien" y "no se han seguido las bases, dado que se han hecho 20 preguntas cuando deberían haber sido 8, una por miembro del tribunal".

Con respecto a las preguntas formuladas en la prueba escrita, Carlos Villa se preguntó "dónde estaba el límite para determinar los cuáles son los temas relacionados con la profesión de limpiador o limpiadora" y aseguró que "son muchos los participantes en esta convocatoria que consideran "que ha habido tongo y había personas que podían conocer las preguntas"

En similares términos se expreso el concejal Carlos Villa, asegurando que en este proceso de selección "hay suficientes irregularidades como para hacer un reproche a la Sra. Alonso", calificando como "salida de tono" las críticas formuladas por la concejala de Personal hacia Miguel Villa acusándole de aagitar esta polémica por intereses personales o electorales y perjudicar la gestión del equipo de gobierno. "Para eso ya está ella, que lleva cuatro años enfrentando al personal, obstaculizando la negociación y cometiendo continuos errores en su labor", por lo que pidió a Alonso que "acabe con el duelo por las elecciones andaluzas, que han frustrado el ascenso en su carrera política de momento".