domingo 23.01.2022

SEGURIDAD CIUDADANA

Se presenta la "unidad canina" de la policía local con una demostración a cargo de Kofi, una perrita capaz de detectar hasta cuatro sustancias estupefacientes

Según Fran Adame, esta unidad contará próximamente con un segundo perro, y trabajará especialmente en el control del menudeo de drogas en centros educativos e institutos, así como en zonas en las que se registre una gran afluencia de público.

Se presenta la "unidad canina" de la policía local con una demostración a cargo de Kofi, una perrita capaz de detectar hasta cuatro sustancias estupefacientes

La Policía Local de Lucena cuenta desde hace unos días con la prometida Unidad Canina, que esta mañana ha sido presentada en el marco de una demostración celebrada en la Plaza de San Miguel. Esta iniciativa tiene un doble protagonista. De una parte, una perrita de aguas de apenas tres años de edad, que responde al nombre de Kofi, y que mediante un entrenamiento previo ha desarrollado la habilidad de detectar la presencia de hasta cuatro sustancias estupefacientes y su derivados: hachís, marihuana, cocaína y heroína; y de otra el agente Jesús Dorado, propietario del animal, cedido a la policía, que se ha ocupado de su adiestramiento y cuidado. 

Según ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Fran Adame, esta unidad contará próximamente con un segundo perro, actualmente en fase de adiestramiento y trabajará especialmente en el control del menudeo de drogas en centros educativos e institutos, así como en zonas en las que se registre una gran afluencia de público y en tareas para la que pueda ser requerida por otros cuerpos de seguridad como la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Por su parte, el regidor lucentino, Juan Pérez, significaba el hecho de que la de Lucena sea una de las pocas unidades caninas existentes en nuestra provincia, junto a las de la capital y la localidad de La Rambla.

El agente asignado a la unidad y propietario del animal, Jesús Dorado, señalaba a Lucenahoy que Kofi, sigue su formación para poder detectar otras sustancias, especialmente drogas de diseño. El animal realiza un un marcaje pasivo del lugar donde se encuentra la droga, frente a otras unidades en las que ese marcaje es activo, arañando el objeto o la persona que porta los estupefacientes. El perro, una vez que detecta la sustancia, señala con su hocico el lugar exacto donde se encuentra y posteriormente se sienta. 

Según Dorado, el segundo animal con el que contará esta unidad será un cruce de perro de aguas con bodeguero, que actualmente tiene 8 meses de edad. El agente indicaba que "la raza no es tan importante como el individuo y muchos cuerpos están haciéndose  con perros de adopción, animales inteligentes y juguetones, ya que para ellos el proceso de marcaje de la droga es un juego, ellos detectan la sustancia y posteriormente esperan una recompensa en forma de juego, por eso trabajan de forma tan nerviosa".

El sistema funciona. Esta mañana Kofi ha marcado una docena de hallazgos de distintas sustancias en el transcurso de la demostración, tanto en el interior de un vehículo, como escondidas entre la ropa de los espectadores, en una mochila abandonada o en una jardinera.

Comentarios