Martes 23.07.2019
Lucena Hoy

Profesionales del 061 de Lucena participan en un simulacro de accidente de riesgo químico en el pantano

Un momento del simulacro
Un momento del simulacro
Profesionales del 061 de Lucena participan en un simulacro de accidente de riesgo químico en el pantano

Profesionales del servicio provincial del 061 en Lucena y Córdoba, junto al Área Sanitaria Norte de Málaga y otros servicios de emergencias, han participado en el simulacro de un accidente de riesgo químico con múltiples víctimas en el pantano de Iznájar, con la finalidad de comprobar el funcionamiento y la efectividad de los protocolos de actuación y coordinación entre los operativos intervinientes en caso de emergencia real.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, el simulacro se ha desarrollado recreando un escape de cloro en la Estación de Tratamiento de Aguas Potables del Pantano de Iznájar. De manera inmediata, tras la alerta por parte de la Estación, se ha activado el Plan de Emergencias a través del 112, y se han movilizado los efectivos de seguridad y sanitarios de la zona para la atención a los posibles afectados.

Desde el centro coordinador de urgencias y emergencias del 061 en Córdoba se han enviado a la zona la UVI móvil del 061 ubicada en Lucena, dotada de médico, enfermero y técnico de emergencias sanitarias y una unidad de cuidados críticos y urgencias del Área Norte de Málaga, ubicada en Cuevas de San Marcos. En el lugar del suceso se ha llevado a cabo la evaluación y clasificación de las víctimas simuladas, para su traslado a los diferentes centros hospitalarios de referencia.

Este ejercicio de coordinación de todos los efectivos que intervienen en situaciones de catástrofe y emergencias con múltiples víctimas ante riesgos químicos permite a los profesionales sanitarios poner en práctica sus conocimientos de clasificación o triaje de los heridos en momentos críticos.

Con este ejercicio, el 061 ha puesto en práctica la coordinación y movilización de recursos en una zona limítrofe entre las provincias de Córdoba y Málaga para la atención de una situación de catástrofe con posibles afectados graves por intoxicación, así como la puesta a prueba de los equipos de protección individual de los profesionales sanitarios durante la asistencia.

El servicio de emergencias sanitarias en Córdoba, que dirige Antonio Mantero, dispone de tres UVI móviles situadas, una en la base del hospital Reina Sofía, otra en el centro de salud de la Fuensanta y otra en Lucena, así como con un vehículo de apoyo logístico para intervención en emergencias colectivas.

Junto a estos equipos terrestres, el servicio dispone de un equipo aéreo formado por un profesional médico y de enfermería, así como por miembros de la tripulación (piloto y mecánico). La base está situada en el aeropuerto de Córdoba y dan cobertura tanto a la provincia cordobesa como a Jaén, al tiempo que en el caso que sea necesario realizan servicios de apoyo a otras provincias como Sevilla o Cádiz.

Comentarios