Lunes 24.02.2020

Opinión: "Escarnio", por J. M. Roldán

Opinión: "Escarnio", por J. M. Roldán
banner lucena 712x90
 
.
Para que no haya duda alguna acerca del significado de la palabra ESCARNIO  recurriré al diccionario.
Escarnio: Burla tenaz que se hace con el propósito de afrentar.
 
Eso es, aplicando un mínimo de sentido común, pretender que la justicia en este país llamado España es igual para todos los ciudadanos. Si, me ratifico, es un verdadero ESCARNIO, a la propia idea de justicia, sostener semejante tesis.
 
A los hechos me remito. Es publico y notorio que desde el consejo de administración de una gran empresa se pude ROBAR  y no pagar por ello; que, ante la llamada justicia, unos son más iguales que otros. Véase, como botón de muestra, la sentencia condenatoria a los convictos y confesos de la cúpula directiva de Caixa Penedes que, a pesar de ser convictos y confesos, no entraran en la cárcel a cambio de devolver parte del dinero que han reconocido haber robado -cosa que jamás hubieran hecho de no ser puestos ante el juez a instancia de las acusaciones populares- todo ello con la aquiescencia y el beneplácito de la fiscalía que, en teoría, nos representa a todos ante los tribunales de justicia.
 
Al mismo tiempo, dos jóvenes mujeres –una de ellas en avanzado estado de gestación-, cuyo delito ha sido participar en un piquete de huelga, tendrán que entrar en la cárcel nada menos que por un periodo de tres años, por sentencia firme en segunda instancia, precisamente a petición expresa de esa misma fiscalía. Dos varas de medir se mire  como se mire, todo lo legal que se quiera pero total y absolutamente injusto, pues como ya sentenció Quevedo "donde no hay justicia es peligroso tener razón".
 
Eso es, a parte de un escándalo mayúsculo, un ESCARNIO a la propia justicia pues, en este caso como en tantos otros, la legalidad aplicada a los poderosos es muy diferente de la legalidad aplicada a los ciudadanos  comunes, no en balde son los propios poderosos los que en definitiva hacen, o mandan hacer, las leyes tal y como, en la Grecia Clásica, ya dejó dicho el propio Platón "la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte"
 
Nada nuevo hay bajo el Sol, pero espero y deseo que la dirigencia de mi partido tome buena nota de lo ocurrido en las últimas elecciones y, en consonancia con lo que siempre hemos deseado los socialistas  de base, en este caso como en tantos otros, escuche el clamor popular que dice BASTA YA y se ponga del lado del que, en teoría, siempre ha estado pero que, en la practica, muchas veces ha olvidado, pues es llegada la hora de escuchar y actuar en consecuencia defendiendo con hechos, que no con palabras, la igualdad efectiva de todos los ciudadanos.
 
Es la hora de hacer que la legalidad coincida con la justicia pues, además de justo, es de todo punto necesario para evitar semejante ESCARNIO a la  justicia, al sentido común y a la propia democracia.
 
Juan M. Roldán

promoolivares2

a cuaoduende2

 
 
 
 
.