Imprimir

Antonio Maíllo, manijero del Traslado: "Nos ha tocado la suerte de llevar a la Virgen de Araceli hasta su Hijo"

Lucena Hoy | 23 de mayo de 2014

 

La reconstrucción de San Pedro Mártir motivará la confluencia de tres fervores lucentinos el próximo domingo. Jesús Nazareno, Araceli y Aurora. Antonio Maíllo Servián (24-12-59), vicemayordomo de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli y de la Venerable Cofradía de María Santísima de la Aurora, mandará a una cuadrilla que caminará al son del tambor hasta presentar el encuentro entre la Patrona de Lucena y su Hijo. Una familia cofrade pretendió que un timbre sirviera para recobrar la sonrisa en un manijero que irá protegido por su vástago en la contraesquina.
 
-¿Por qué la Cofradía de la Aurora acordó solicitar la manijería de María Santísima de Araceli?
El motivo principal que se expuso fue la celebración del 300 aniversario de la fundación de la cofradía. Así, lo que propusimos es que nos concediesen alguna manijería para uno de estos años, en principio una Romería, bien una Subida o una Bajada.
 
-¿Qué está suponiendo para la hermandad este acontecimiento?
Sobre todo, mucha ilusión y alegría. Nos ha unido todavía más de lo que lo estábamos. Hay una mezcla de juventud y veteranía y nos ha convertido aún más en una gran familia.
 
-La Real Archicofradía de María Santísima de Araceli os concedió trasladar a la Virgen desde San Mateo hasta San Pedro Mártir, ¿hubierais preferido procesionar a la Patrona en una Romería de Subida?
A nosotros prácticamente nos daba igual, lo que no nos esperábamos es que nos confiaran este Traslado tan solemne. Tenemos la suerte de que la Virgen de Araceli entrará después de muchos años -la última vez fue en 1840- en San Pedro Mártir. Somos nosotros los afortunados que la llevamos allí y se la llevamos a su Hijo. Nos ha tocado esta suerte y lo hacemos con mucho gusto. Lo único que queríamos es pasear a Nuestra Padre y tenerla sobre nuestros hombros.
 
-¿Quiénes conforman la cuadrilla del próximo domingo?
Toda la junta de gobierno de la cofradía, menos el mayodormo, que por edad no ha querido santear, y Magdalena Rueda. Además, salen miembros de los campanilleros, músicos, componentes del coro, hermanos y colaboradores de la hermandad.
 
-¿Cómo ha situado a los santeros?
Lo tenía muy claro desde que acepté la manijería. Al principio me lo tuve que pensar. Hice un croquis e iba poniendo a los santeros directamente en su sitio. Cada vez que aviaba a un hombre sabía perfectamente en qué sitio iba a ir.
 
-¿Por qué cree que sus compañeros de junta de gobierno lo designaron para dirigirlos en el Traslado?
Habría que preguntárselos a ellos. Así lo hice yo y me dijeron únicamente que querían que yo fuera su manijero. En la reunión en la que se decidió yo no estuve, ni tampoco cuando la junta de gobierno de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli otorgó las manijerías. Ellos me avisaron y me lo comunicaron y me lo pensé durante un tiempo. Sé que me quisieron ayudar porque en ese momento estaba un poco con la moral baja por las fechas que estábamos viviendo y la pérdida que sufrí en ese año.
 
-¿Qué le está aportando esta santería?
Despegar otra vez en la vida. Me he sentido arropado por toda mi cuadrilla y todos sus familiares. Siempre que los he llamado, los he tenido. También he de citar a la cantidad de personas que están a nuestro alrededor, aun sin ser santeros. Están para todo. Y, personalmente a mí, me está haciendo despertar un poco más.
 
-¿Qué siente un padre al ir al lado de su hijo debajo de Nuestra Madre?
Llevar a mi hijo detrás es una gran alegría y una ilusión que siempre tiene un padre cuando él y su hijo son santeros. Siempre lo piensas. Yo ya he salido con mi hijo en la Virgen de Araceli, pero, como en este caso, uno detrás del otro, nunca.
 
-¿Cómo imagina el paso por la barrio de la Aurora y la entrada en San Pedro Mártir?
Son los puntos más importantes del recorrido, aunque todo el itinerario es atractivo. Bajar la calle Las Torres; atravesar Los Maristas; llegar a la iglesia de Santo Domingo, que es nuestra parroquia; entrar a la calle Cabrillana, que es la puerta del barrio, es impresionante; la calle de la Aurora, que será un momento muy emotivo con todo lo que se está preparando. Y llegar a la Capilla, es lo más grande. Allí me espera el Hijo de Nuestra Madre y también me estará esperando mi esposa.
 
-¿La unión de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de Araceli es el culmen de la religiosidad popular de Lucena?
Es lo máximo. Durante la semana en la que van a estar juntos Nuestro Padre y Nuestra Madre, una cantidad enorme de gente va a ir a rezarles. Normalmente, observamos el alto número de personas que van a visitarlos, por separado, en San Mateo y en San Pedro Mártir. En este caso, cuando los dos estén en un mismo altar, va a ser muy bonito. Surgirán muchos sentimientos porque la vida está muy complicada, difícil y con muchos problemas y todos tenemos que ir a pedirles.
MANUEL GONZÁLEZ
 
 
a patrocinio ss1

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cofradias/antonio-maillo-manijero-del-traslado-nos-ha-tocado-la-suerte-de-llevar-a-la-virgen-de-araceli-hasta-su-hijo/20140523094647005361.html


© 2019 Lucena Hoy

EDITA: Sur Media Comunicación S.L.

DIRECTOR: José María García Sánchez

Redacción: Las Torres, 21. Pasaje. Local 5. Lucena

Domicilio Social: Plaza del Mercado, 71 Derecha. Lucena

Tel. y WhatsApp Redacción/Publicidad: 676 286 936

Mail Redacción/Publicidad: [email protected]

Web del grupo: www.surmediacomunicacion.com