Fallece el Maestro Antonio Villa Álvarez de Sotomayor, uno de los grandes nombres de la cultura lucentina

Junto a una importante labor didáctica, el Maestro Villa nos lega más de doscientas composiciones musicales. Desde su habanera 'Barquito de Sal' o la música de la película para televisión "Doña Luz", sus 'Madrigales Amatorios" o la 'Misa del Campo Andaluz', himno consagrado para siempre a María Stma. de Araceli, o su 'Canto a la Santería'.

Antonio Villa Álvarez de Sotomayor
Antonio Villa Álvarez de Sotomayor

El mundo de la cultura lucentina está hoy de luto. Esta mañana hemos despertado con la triste noticia del fallecimiento de Antonio Villa Álvarez de Sotomayor, nuestro Maestro Villa.

Llega su muerte cuando resuenan aún los ecos del homenaje que le brindó el pasado 24 de junio su Coral Lucentina, a la que dirigió desde 1972 y durante más de cuarenta años, siendo nombrado director emérito de la misma.

Antonio Villa nació en el año 1938 y siempre quiso ser músico. Se cuenta que con solo nueve años ya ofreció su primer "concierto". Recibió clases del Profesor Fernando Chicano Muñoz en Lucena y posteriormente, en la capital de España, del insigne pianista y maestro de pianistas José Cubiles, profesor de grandes de de este instrumento como Joaquín Achúcarro, Manuel Carra o el cordobés Rafael Orozco.

El Maestro Villa deja escrita una importante obra musical, con más de doscientas composiciones a sus espaldas. Conocido es su éxito en el Certamen de Habaneras y Polifonía de Torrevieja, Alicante, donde su tema 'Barquito de Sal' y su Coral Lucentina gananaron el primer premio de composición y polifonía respectivamente.

Caben recordar en este somero recordatorio de su obra sus "Madrigales Amatorios" o la música compuesta en 1976 y en solo una semana para la película 'Doña Luz', basada en la obra del novelista egabrense Juan Valera y grabada en Lucena bajo dirección de Josefina Molina, y, de forma más intimamente relacionada con la ciudad a la que siempre quiso, su 'Canto a la Santería' y su composición más conocida y aclamada, la Misa del Campo Andaluz.

Junto a su campacidad compositora es importante reseñar su labor didáctica, como creador y director de la Tuna del Instituto Laboral, director de la Banda de Música lucentina, del Centro Filarmónico de Cabra, de La Coral de Bujalance, y desde 1972 hasta 2014 de nuestra Coral Lucentina, a la que llevó a ganar importantes premios, culminando con el de Canto Coral de España, que la llevó a concursar en la Final Mundial celebrada en París, en 1992.

El nombre de Antonio Villa Álvarez de Sotomayor –en cuyo honor fueron nominados en 2004 con su nombre unos jardines junto a la Puerta de la Mina, punto mágico de reencuentro y despedida de María Stma. de Araceli con el pueblo de Lucena– irá siempre ligado a la cultura lucentina, a nuestras fiestas y recordada su forma de ser y de entender Lucena. Descanse en paz.

Les dejamos algunas imágenes de distintos momentos de la vida de Antonio Villa Álvarez de Sotomayor, extraídos de distintas publicaciones.

 

Antonio Villa saluda

Concierto de Piano en el Círculo Lucentino

 

Antonio Villa rondalla 2

Con la rondalla y coral, antes de iniciar uno de sus conciertos

 

Antonio Villa abandona salón

Tras un concierto, recogiendo el aplauso del público

 

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 12.01.39

Como actor en la grabación de la película Doña Luz, en el Salón de los Espejos del Círculo Lucentino

 

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 12.01.50

Dirigiendo la Orquesta del Baile durante la grabación de la película Doña Luz, en el Salón de los Espejos del Círculo Lucentino

 

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 12.15.48

Con Antonio Ruiz Canela, en el Circulo Lucentino.

 

Fiestas2012

Al frente de la Coral Lucentina, ante María Stma. de Araceli. Foto: Emilio Serrano

 

maest

Como miembro del Jurado en la Final del Concurso Nacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja (Alicante)

 

2017062714521757353

En el homenaje que le brindó la Coral Lucentina en el pasado mes de junio