miércoles 25.11.2020
Cofradías

GALERÍA: Días de flores y recuerdo en los cementerios de Lucena pese a las restricciones impuestas por la pandemia

Mientras los más pequeños guardan su disfraz de Halloween, los mayores rendimos hoy homenaje a nuestros difuntos en los cementerios. Es la forma que la tradición religiosa ha marcado en nuestro país para rendir tributo a los seres queridos fallecidos. En España la celebración del Día de Difuntos ha sido tradicionalmente una fiesta exclusivamente religiosa, una ceremonia de carácter solemne y personal, que, a diferencia del sentido ritual y festivo presente en Latinoamérica o en la tradición anglosajona, incluye pocos detalles lúdicos, más allá de algún exceso gastronómico en forma de gachas o 'huesos de santo'.

Son días de constante trasiego de personas por la laberíntica y ordenada sucesión de sepulcros que vertebran la fisonomía de los cementerios municipales de Lucena para limpiar las sepulturas y adornarlas con flores. El silencioso rezo de oraciones ante las tumbas se entremezcla en estos días con la emoción contenida, que rescata del olvido a familiares y amigos que nos dejaron.

La visita principal se realiza hoy, día 1 de noviembre, aunque poco a poco, los cementerios ven incrementado el trasiego por sus calles durante toda la semana previa, más aún este año, debido a las restricciones impuestas por la pandemia que en algunas ciudades incluso han llevado a hacer necesario el concierto de cita previa.

Centros de flores y ramos se convierten en habituales ante las tumbas, donde el clavel, la rosa, el gladiolo, el lilium y el crisantemo naturales comienzan a ceder protagonismo a la flor de plástico, made in China, que también ocupa ya un lugar destacado en jarrones y jardineras, entre cirios y velas. Cosas de la crisis, que también alcanza a nuestras tradiciones.

Desde el ayuntamiento de Lucena se ha puesto en marcha un dispositivo especial en los dos cementerios municipales con motivo de esta jornada festiva, dirigido a coordinar las visitas a estos recintos de una forma segura y acorde con los protocolos anti-covid. Al establecimiento de un aforo máximo para cada camposanto controlado por personal de seguridad o de un horario especial, permaneciendo abiertos al público de 8.30 a 18.00 horas ininterrumpidamente hasta mañana, día 2, se han sumado la reducción de las visitas a 30 minutos o la prohibición de fumar. Son algunas de las medidas adoptadas, más allá del uso obligatorio y permanente de mascarillas, el mantenimiento de la distancia social o la recomendación del uso frecuente de gel hidroalcohólico en las instalaciones.

Imágenes nuevas, atípicas como lo está siendo este año, que se suman a las clásicas y cotidianas estampas de cada 1 de noviembre, instantáneas que nuestro colaborador Jesús Cañete ha sabido captar en este reportaje gráfico con el que nos sumamos al homenaje a quienes ya no están con nosotros, aunque su recuerdo permanezca vivo en nuestros corazones.

GALERÍA: Días de flores y recuerdo en los cementerios de Lucena pese a las restricciones impuestas por la pandemia