martes 16.08.2022
Cofradías

GALERÍA I: Una multitud recibe a la Virgen de Araceli en su llegada a Lucena en Romería de Bajada

Casi tres años después de aquel 22 de abril de 2019, las puertas del Real Santuario Diocesano de María Stma. de Araceli se abrieron de nuevo para el inicio de una Romería de Bajada de la Patrona de Lucena y del Campo Andaluz. Fue a las tres de la tarde de este Domingo de Resurrección, en el que el final de la Semana Santa volvía a dar la mano a un nuevo ciclo aracelitano.

Casi a la misma hora prevista para la entrada de Jesús Resucitado en el templo franciscano de la Madre de Dios, María Stma. de Araceli iniciaba su recorrido hacia Lucena, consumando así un nuevo capítulo en esa historia de amor entre la ciudad y su Patrona, escrita hace más de cuatro siglos y medio y que cada tercer domingo de abril se reescribe con las letras de oro de una devoción secular que se renueva eternamente.

Miles de personas han acompañado a la Virgen durante todo su recorrido por la carretera de la Sierra y posteriormente, ya en el tramo urbano de su desfile procesional hasta el templo de San Mateo en una Romería de Bajada que abre ese paréntesis natural para los lucentinos en el que la 'Madre Dulce y Buena' visita a sus hijos, ese marco de tiempo mágico que se prolongará hasta el mes de junio, con especial incidencia en los días 29 de abril al 2 de mayo, las Fiestas Aracelitanas.

Desde primera hora de la mañana la carretera de la Sierra se convertía en un hervidero de fieles, camino de la cumbre, para acompañar a la Virgen en su anual visita a la ciudad. Las actividades en el Real Santuario comenzaban a las once y media de la mañana con la celebración de la Misa de Romeros. Tras la jornada de convivencia en los alrededores del templo, a las tres se iniciaba la procesión de Bajada entre el atronador estruendo de los cohetes en honor a la Patrona. Una ingente cantidad de devotos la esperaban en la explanada en un día de mucho calor.

Durante cuatro horas, la Virgen, ataviada de pastora con un traje de camino de terciopelo verde estrenado en 1871, fue bajando hasta Lucena en su tradicional trono romero de plata, motivo de inspiración para decenas de tronos de romería de otras advocaciones marianas andaluzas.

 

RAFAEL MORENO HA SIDO EL MANIJERO DE LA BAJADA

Bajo las andas del trono de la Virgen, la cuadrilla de santeros mandada por Rafael Moreno Sánchez, tras estos dos años de obligada espera debido a la pandemia. En torno a ellos una multitud, entonando cantos aracelitanos y fandangos de Lucena durante todo el trayecto.

A las siete de la tarde, la Virgen era recibida en la Puerta de la Mina por el pueblo de Lucena representado en sus autoridades, clero y la nueva Corte Aracelitana, que preside como Aracelitana Mayor María Araceli Zamorano Cantero, junto a su hermana Marta, Olga Cantizani Silvestre, María Espejo Doblas, Ana Belén Huertas Calzado, Carmen Pilar Lara Egea y Marta Molero Rodríguez

Todas ellas protagonistas de ese relevo, simbolizado en un ramo de flores y un montón de buenos deseos por parte de la corte saliente de Elvira Cruces, Aracelitana 2019, en un acto que marca uno de los puntos culminantes de cada ciclo aracelitano. Instantes cargados de emoción y lágrimas en los ojos de quienes asumen el papel de representar a la mujer lucentina en estas fiestas y la corte saliente, que lo cede tras estos tres años transcurridos desde su proclamación.

Desde este punto la Virgen fue paseando entre una lluvia de pétalos de flores que caían sobre su trono desde todos los balcones hasta llegar a la iglesia de San Mateo pasadas las nueve de la noche entre fandangos de Lucena y cantos aracelitanos, siendo recibida con la Salve Solemne y el himno compuesto en 1948 por el maestro Aramburu.

Allí, sobre su altar mayor, permanecerá María Santísima de Araceli hasta su regreso a su Santuario, para recibir diariamente la multitudinaria visita de los lucentinos y aracelitanos.

Les dejamos una primera galería de fotos de nuestra redacción sobre la llegada a la Virgen a Lucena, que completaremos más tarde con las imágenes captadas a lo largo de todo el recorrido por nuestro colaborador gráfico Jesús Cañete Fernández.

GALERÍA I: Una multitud recibe a la Virgen de Araceli en su llegada a Lucena en Romería de Bajada