domingo 26.06.2022
Cofradías

Galería: Miles de lucentinos acompañan a María Stma. de Araceli en la romería de Bajada

Lucena ha vuelto a volcarse hoy con su patrona, María Stma. de Araceli, convirtiendo la Romería en una fiesta gozosa.

Miles de personas han acompañado a la Virgen durante todo su recorrido por la Carretera de la Sierra y posteriormente, ya en el tramo urbano de su desfile procesional hasta el templo de San Mateo, donde era recibida por el párroco de San Francisco de Rute, Carmelo Santana, en nombre del clero.

Desde primera hora de la mañana la carretera de la Sierra se convertía en un hervidero de fieles, camino de la cumbre, para acompañar a la Virgen en su anual visita a la ciudad, en un acto que abre el intenso calendario festivo que Lucena vivirá en los próximos días.

A las tres de la tarde, tras el Rosario de Romeros, se abrían las puertas del santuario para la salida de la Patrona de Lucena y del Campo Andaluz, a hombros de la cuadrilla de santeros mandada por Francisco Aguilera Bueno, siendo recibida por el atronador estruendo de los cohetes.

Durante cuatro horas, la Virgen, ataviada de pastora, fue bajando hasta Lucena en su tradicional trono romero de plata, motivo de inspiración para decenas de tronos de romería de otras advocaciones marianas andaluzas, rodeada siempre por centenares de devotos y decenas de caballistas.

Así, cumpliendo la tradición, a las 7 de la tarde tenía lugar la llegada de la Virgen a la Puerta de la Mina, donde era recibida por una multitud. En dicho lugar tenía lugar el tradicional relevo de la Corte Aracelitana del pasado año, que entregaba a la entrante un ramo de flores a modo de testigo. Araceli Muñoz Ruz –nueva Aracelitana Mayor– junto a las jóvenes Macarena Blázquez García, Rosa María Cantero Ocaña, Paula Morales Beato, Araceli Moreno Ruíz, Vanessa Pino Mangas y Araceli Pozo Pérez, vivamente emocionadas, y sin poder reprimir algunas lágrimas, se sumaban al colorista cortejo ante la Virgen de Araceli, mientras la Corporación Municipal hacía lo propio tras el paso.

Desde este punto la Virgen fue paseando entre una lluvia de pétalos de flores que caían sobre su trono desde todos los balcones hasta llegar a la iglesia de San Mateo.

Tras emotivas palabras de bienvenida de Carmelo Santana, se interpretaba la Salve y el himno de la Virgen, cantado al unísono por los devotos que llenaban el templo. San Mateo se convertirá durante los próximos días en centro de las idas y venidas de los lucentinos.

Les dejamos una primera galería de fotos de la Bajada, que completaremos en unos minutos con un vídeo y mañana lunes con la galería de nuestro colaborador habitual Jesús Ruiz Jiménez.

Galería: Miles de lucentinos acompañan a María Stma. de Araceli en la romería de Bajada