jueves 30.06.2022
Cofradías

Galería: El Nazareno del Valle y la Amargura parten de San Mateo para llenar el Miércoles Santo lucentino

La Cofradía de Ntro. Padre Jesús del Valle y María Stma. de la Amargura ocupó la tarde y noche del Miércoles Santo lucentino.

El Valle iniciaba este año su recorrido desde la Iglesia de San Mateo, tras varios saliendo desde La Purísima y ante la imposibilidad de hacerlo desde su sede canónica, debido a los problemas para reconstruir la pequeña nave aledaña al templo desde la que venía partiendo la Virgen de la Amargura desde que se procesiona bajo palio, ante la imposibilidad de hacerlo desde la ermita alcantarilla del Valle debido a las pequeñas dimensiones de su portada.

Su Nazareno, de clara influencia granadina y autor anónimo, fue realizado en el siglo XIX. Sus veintiseis santeros fueron mandados ayer por Domingo Sánchez Sánchez.

La Virgen de la Amargura, que hasta el año 2005 se procesionaba sin palio, lo hace desde entonces bajo un hermoso palio de color azul con flecos de bellota en hilo dorado y pequeñas cartelas pasionistas de metal plateado. Es una talla de autor anónimo, del siglo XVIII y escuela granadina y procede del convento de las Madres Escolapias y Felipenses, donde recibió la advocación de Virgen de los Dolores. Ayer ostentó la manijería de la Amargura Javier Córdoba Parra.

Abrió el desfile la Agrupación Musical Cristo de la Humillación-Servitas, de Lucena y acompañaron a los dos pasos del Valle varias decenas de hermanos de vela, una nutrida corte de mantillas y un grupo de polícias nacionales con traje de gala, al ser el Cuerpo Nacional de Policía hermano mayor honorario de esta hermandad lucentina.

Emotivo siempre el "encuentro" de los dos titulares de la cofradía nazarena del Valle, en la calle central de la Plaza Nueva, con el acompañamiento de la Agrupación Musical de la Humillación-Servitas.

Les dejamos reportaje gráfico de la estación penitencial de la Cofradía del Valle realizado por Sergio Rodríguez.

Galería: El Nazareno del Valle y la Amargura parten de San Mateo para llenar el Miércoles Santo lucentino