lunes 06.12.2021
Sucesos

GALERÍA: El Ayuntamiento de Lucena valora en unos 500.000 euros los daños solo en infraestructuras municipales y estudia la petición de ayudas por inundaciones mientras siguen los trabajos de limpieza

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, ha hecho hoy una primera valoración provisional de los daños que deja la tormenta de ayer en las infraestructuras municipales, estimando que costará alrededor de 500.000 euros "restituir la normalidad lo antes posible". El regidor lucentino ha señalado que esta misma mañana se han dispuesto sendos decretos extraordinarios de emergencia para hacer frente a los gastos derivados de la limpieza de las calles y la reposición del colector de saneamiento dañado en la calle Hoya del Molino, en el que Aguas de Lucena ya busca el punto en el que se produjo el colapso de la conducción subterránea. De forma simultánea, los Servicios Operativos municipales preparan el asfaltado de la calzada con el fin de abrir al tráfico rodado el tramo actualmente cortado entre la avenida del Parque y la calle Porcuna. 

Juan Pérez ha señalado que más de 50 trabajadores de los servicios operativos municipales trabajan desde las seis de la mañana para devolver a la ciudad a la situación previa a la tormenta. A ellos se han sumado los contratos realizados con varias empresas de limpieza, así como las aportaciones desde distintas administraciones, como la Delegación del Gobierno, que ha enviado una decena de efectivos del Infoca que trabajan en la limpieza de calles e imbornales, o la Diputación, que ha ofrecido la colaboración de una dotación del Parque Comarcal de Bomberos. En el operativo se integran también fuerzas de seguridad o voluntarios de Protección Civil de varias localidades, que se sumaron desde el primer momento a los trabajos de forma desinteresada.

En total, en torno a un centenar de personas, que velan por recuperar la circulación en los viales impracticables en la zona de las Fontanillas, la calle Los Velones e inmediaciones o en los alrededores de la calle Rute, prioridad para el dispositivo municipal, que avanza, como detallaba Juan Pérez, “de arriba a abajo para que la limpieza sea lo efectiva y ordenada posible”.

Desde las doce de la noche de ayer quedó restablecido progresivamente el suministro de agua en las zonas centro y oeste, afectadas por la rotura del cinturón sur a la altura de La Barrera-El Carmen, en cuya reparación se emplearon a fondo los servicios de Aguas de Lucena. Tampoco queda ya ninguna carretera cortada al tráfico.

 

JUAN PÉREZ PIDE PACIENCIA

El regidor lucentino ha pedido "paciencia" y anunciaba que “quedan por delante varios días para restituir la normalidad en todo el tramo urbano de Lucena”, destacando que el Ayuntamiento mantiene los habituales canales de atención ciudadana a través del SIAC (957 500 410) y la oficina de Agricultura (957 510 539) para las comunicaciones relativas a los caminos.

Además se ha entrado en contacto con las cooperativas para conocer la situación de la red de caminos rurales y de los daños ocasionados por el granizo a la cosecha de aceituna, que según el alcalde "son puntuales y se concentran en algunas fincas de Los Piedros, La Camila y Campo de Aras.

Perez ha anunciado que ya se ha puesto en contacto con la Subdelegación del Gobierno para conocer las posibilidades de acogerse a las ayudas contempladas a nivel estatal ante situaciones catastróficas y temporales, si bien antes se debe tener una evaluación más precisa de la cuantía de los daños en el conjunto del término municipal.   

El edil de Urbanismo, César del Espino, ha señalado que pese a los alrededor de 60 litros por metro cuadrado que dejó la tormenta en apenas una hora, la mayoría de las infraestructuras han resistido bien la fuerza de la tromba de agua y granizo. El Ayuntamiento recibió durante la tarde de ayer 276 llamadas y otras 42 se registraron a través de Alertas 112. En la mayoría de los casos se trataba de inundaciones en garajes y sótanos y, en menor medida, viviendas anegadas, atendiéndose las peticiones en la medida en que ha ido siendo posible. Del Espino ha destacado el buen comportamiento del sistema de presas del Maquedano, que "no solo estaba limpio, sino que incluso se rebajo su nivel en unos 70 centímetros" para incrementar su capacidad.

Por su parte, el alcalde significaba que tanto Servicios Operativos como Servicios Sociales han prestado especial atención a las dos familias más afectadas por el derribo parcial de sus casas en el núcleo diseminado de Los Piedros, donde la crecida del río Anzur puso en peligro sus vidas.

Ya en el casco urbano, en la calle La Calzada también se colabora en la recuperación de una vivienda que quedó anegada tras la ruptura de un muro posterior del edificio.

El teléfono de Servicios Sociales (957 513 044) recepciona las incidencias de los casos donde se precise más ayuda por parte del Ayuntameinto.

GALERÍA: El Ayuntamiento de Lucena valora en unos 500.000 euros los daños solo en infraestructuras municipales y estudia la petición de ayudas por inundaciones mientras siguen los trabajos de limpieza