domingo 23.01.2022

A. Crespillo: “La crisis también se nota en la cofradía de la Virgen”

A. Crespillo: “La crisis también se nota en la cofradía de la Virgen”
A. Crespillo: “La crisis también se nota en la cofradía de la Virgen”
.
Si la organización de las Fiestas Aracelitanas constituye cada año un reto para la Real Archicofradía de María Stma. de Araceli, la celebración este año del 450 Aniversario de la venida de la Virgen a Lucena y la declaración del Año Jubilar Aracelitano han hecho que ese reto se convierta en una auténtica prueba de fuego. Al mando de la Junta de Gobierno de la cofradía está Antonio Crespillo Guardeño, que fue reelegido para este cargo el pasado 5 de septiembre de 2011, en unas elecciones en las que fue el único candidato y de las que salió una junta con ligerísimos retoques sobre la anterior y la voluntad de mantenerse en la línea de trabajo corporativo desarrollada hasta ese momento, con la vista puesta en la organización de los fastos de este año. A continuación les ofrecemos la entrevista que hemos realizado al máximo responsable de la cofradía aracelitana desde LucenaHoy Cofrade:

- Lucena se apresta a vivir las Fiestas Aracelitanas ¿qué diferencia a estas fiestas de las de años anteriores a nivel organizativo?
- Sobre todo el número de actos y la solemnidad de los mismos. Si en los últimos años el Obispo de Diócesis participaba en los actos un día, este año estará entre nosotros en numerosas ocasiones, acompañando también a obispos de otras diócesis. A ello se suma el hecho de que muchos colectivos locales hayan querido sumarse al 450 Aniversario ofreciendo a la cofradía que presido distintas actividades, como ocurrirá el día 5 con el Encuentro Andaluz de Campanilleros, o hace unos días con el traslado en el que a propuesta de la Agrupación de Cofradías participaron los Santos Patriarcas. Por lo demás el trabajo de la Junta de Gobierno es el mismo de todos los años.

- ¿Qué acto requerirá un mayor esfuerzo a nivel organizativo?
- La organización interna de los actos es similar cada año. Son los actos extraordinarios los que más nos preocupan, precisamente por el hecho de no contar con una referencia previa. En ese sentido quizá el más complejo en su organización sea la Misa Pontifical del día 20 y la procesión especial. Ese día tendremos en Lucena a muchas autoridades, y esperamos que más de 2.000 personas ocupen los asientos que se dispondrán en la Plaza Nueva para asistir al mismo. El acto conlleva unas necesidades de personas para misiones de protocolo, recepción, invitación, preparación del escenario o el culto, organización… quizá sea los más difícil, por lo que hemos pedido a quienes lo deseen que se sumen a la Cofradía como voluntarios para ayudar en estos actos.
Por lo demás el trabajo es el de siempre. Siempre hay una cierta complejidad en la Ofrenda de Flores, donde se invita a todos los grupos y asociaciones de la localidad, si le preguntas al mayordomo, evidentemente la procesión es lo que genera más trabajo. Para los tesoreros el besamanos o la cena de hermandad y para el delegado de cultos la Novena. El hermano mayor, para bien o para mal, debe estar en todos esos frentes.

- ¿Qué supone la celebración del Año Jubilar?
- Es un año de gracia del Señor, especialmente indicado para acercarse a la Iglesia a través de la llamada de la Virgen y se acompañará de peregrinaciones, hecho trascendente para los cristianos, por lo que esperamos que muchos cristianos se desplacen hasta Lucena para ganar las indulgencias concedidas por la Santa Sede.

- Estamos a las puertas del pregón. ¿Qué destacaría del pregonero, Luis Burgos?
- Aunque lleva poco tiempo en la cofradía, Luis Burgos es un hombre que ha dejado una gran huella en la Junta de Gobierno por su entrega y capacidad de trabajo. Sabíamos que tenía mucha poesía escrita sobre la Virgen de Araceli, conocíamos de su facilidad para escribir, su capacidad para transmitir, de la que ya ha dejado sobradas muestras en pregones como el de la Semana Santa, y su profunda devoción aracelitana. Estoy seguro de que será un pregón entrañable, lleno de pinceladas de su humanidad. Luis Burgos es un hombre del pueblo, habla como el pueblo y siente como él. Será un gran pregón par estas fiestas tan especiales.

- Hace unos días usted mismo comentaba que los Reyes de España han aceptado la presidencia del Comité de Honor de estas fiestas del 450 Aniversario ¿Se espera la presencia de algún miembro de la Casa Real durante el desarrollo de las mismas?
- En la misma carta que nos comunicaban su aceptación nos indicaban que por motivos de agenda no les sería posible compartir con los lucentinos el día 20, aunque tampoco se descartaban otras posibilidades, por lo que hemos cursado una segunda invitación para que algún miembro de la Casa Real pueda participar en algún otro de los actos previstos.

- ¿Se ha previsto algún estreno para estas fiestas tan especiales?
- Entre los estrenos cabe destacar el del conocido como “manto de los dragones”, un manto de seda rosa regalado a la Virgen en 1955 por el ayuntamiento, y utilizado para las romerías, que se encontraba muy deteriorado, cuyos bordados se han pasado a otro de terciopelo rosa por el bordador sevillano Mariano Martín Santonja. También esta previsto que la Virgen estrene dos mantos, uno rojo y otro azul, realizados por el Taller de Bordado de la Cofradía, que han llevado varios años de trabajo, y una saya y traje para la Virgen y el Niño Jesús. Además se han restaurado algunos enseres.

- Este año se van a celebrar muchas actividades con motivo del 450 aniversario ¿Podría mantenerse alguna de ellas en años venideros o considera que el programa es ya lo suficientemente completo?
- Es posible que quede algo de esta efemérides para años venideros. Todo es susceptible de ser mejorado y las fiestas han evolucionado poco en los últimos veinte años. Además, el próximo año, las fiestas aún seguirán estando bajo el paraguas del Año Jubilar, que concluirá con la Subida de 2013, y será necesario organizar de alguna forma especial la clausura del mismo.

- ¿Ha afectado la crisis a la organización de estas fiestas?
- Se nota bastante. Hay menos alegría a la hora de buscar colaboración, somos conscientes de la situación general de crisis y de cómo está afectando a nuestra ciudad. Cuesta encontrar ayudas para la revista, el periódico, cualquier sorteo… y lo entendemos y vemos lógico. Muchas cuotas de hermanos se quedan sin cobrar. Frente a todo eso este año tenemos más gastos al ser mayor el número de actividades y tenemos el reto de sacar adelante un proyecto social en Perú, con un presupuesto de 48.000 euros. No obstante, hemos pretendido que se note lo menos posible en el desarrollo de los actos programados y vamos a intentar mejorar los ingresos con la venta de las colgaduras del 450 Aniversario y de algunos objetos aracelitanos como los nuevos pins de plata, que han tenido una gran acogida.

- ¿Cómo calificaría la colaboración con el Ayuntamiento de Lucena y la aportación que realiza éste a las fiestas?
- Las relaciones con el Ayuntamiento son cordiales, como creo han de ser a nivel institucional. En el aspecto económico es diferente el gasto en las fiestas en su aspecto más lúdico, que organiza el ayuntamiento, y el que se destina a la Cofradía, que es nulo, puesto que no se recibe subvención, como es el caso de la Agrupación. Pero es evidente que las Fiestas Aracelitanas, incluso en su vertiente religiosa, entrañan un gasto importante para las arcas municipales o la participación del personal se servicios y mantenimiento.
Entiendo que las necesidades existen para todo, incluido el ayuntamiento y que el dinero público hay que emplearlo adecuadamente. Pero hay que tener en cuenta que las Fiestas Aracelitanas, la devoción a la Virgen y su patrimonio son un activo importante para Lucena y así debería reflejarse en todos los aspectos.

- La ratificación del Patronazgo de la Virgen de Araceli sobre el Campo Andaluz sigue siendo un sueño de todos los aracelitanos ¿cree que será una realidad algún día? ¿qué pasos se están dando en este sentido?
- Ojalá algún día se pueda hacer realidad. Hace algún tiempo se presentó  un dossier a los Obispos y tampoco dio el fruto deseado. Este año, con motivo del Encuentro de Rectores de Santuarios de España en Lucena volvimos a sondear el tema y no parece fácil. La devoción por la Virgen de Araceli no está en todas las diócesis y los Obispos del Sur no tienen un acuerdo claro sobre el tema, aunque seguiremos intentándolo.
.
.