jueves 26.05.2022
Lucena Hoy

FIESTAS ARACELITANAS 2020

Juan Pérez, alcalde de Lucena: "Asumimos con resignación la situación porque sabemos que trabajamos por la salud de las personas"

Juan Pérez
Juan Pérez, alcalde de Lucena
Juan Pérez, alcalde de Lucena: "Asumimos con resignación la situación porque sabemos que trabajamos por la salud de las personas"

Las Fiestas Aracelitanas tienen un doble componente religioso y lúdico. La organización del primero corresponde a la Real Archicofradía de María Stma. de Araceli, el segundo es responsabilidad del Ayuntamiento de Lucena. La coordinación, la simbiosis del trabajo de ambas instituciones, son claves para que Lucena viva cada año con júbilo esta celebración, destacando junto a su vertiente puramente devocional el innegable atractivo de unos actos que concitan la atención de toda la comarca como Fiestas de Interés Turístico.

La negativa incidencia de la pandemia sobre dos de nuestras celebraciones más importantes, primero la Semana Santa y ahora las Fiestas, es contemplada con la misma preocupación por el Hermano Mayor de la cofradía aracelitana que por el alcalde de nuestra ciudad, Juan Pérez.

- ¿Cómo va a vivir un alcalde “aracelitano” como Juan Pérez la imposibilidad de disfrutar un año más la Bajada de María Stma. de Araceli como consecuencia de la pandemia?

- Asumimos con resignación la situación porque sabemos que de esa forma trabajamos por la salud de las personas. Esta primavera nos tendremos que acostumbrar a la presencia de María Santísima de Araceli de forma diferente, a través videos, de las fotografías que celosamente guardamos en nuestra cartera y en nuestros libros, a través de las imágenes de años anteriores. El bullicio habitual de esta romería se torna este año en silencio. Pero no, por eso, tiene que ser un día con menos luz, en cierta forma estaremos también cerca de Ella.

- Ayuntamiento y Real Archicofradía han coincidido dejar abiertas las puertas a una reubicación de las Fiestas Aracelitanas en otro momento del año si así lo permiten las circunstancias sanitarias. ¿No es así?

- Cuando hace unas semanas tocaba decidir sobre la celebración de las fiestas, hablamos de suspensión pero sin descartar el aplazamiento. Eran entonces, y siguen siendo hoy, días de incertidumbre, es difícil hacer previsiones a medio plazo. Hay que tener en cuenta que estas fiestas despiertan mucha devoción, son días de presencia multitudinaria en nuestras calles. Serán las indicaciones sanitarias las que marquen la decisión final de celebrar las fiestas o no; y por supuesto, la Real Archicofradía de María Stma. De Araceli, Fundación Obra Pía y, en definitiva, la voz ciudadana.

"Es difícil hacer previsiones. Serán las indicaciones sanitarias las que marquen la decisión de celebrar las fiestas en otro momento del año"

- ¿Que época del año considera que sería la más propicia en el caso de las circunstancias socio sanitarias lo permitiesen?

- Por el momento no hay nuevas conversaciones con la Cofradía.

- Este aplazamiento obligado supone un ahorro importante a nivel económico en la partida de Fiestas… ¿se va a disponer de estas partidas para otros fines o se prefiere por el momento mantenerlas ante la expectativa de que puedan desarrollarse en meses venideros?

- A nivel presupuestario, la tarea que tenemos por delante es dotar el Plan Especial de Emergencia Social y Económica. Su implantación será progresiva y se hace transfiriendo créditos de aquellas partidas que, dada las circunstancias sobrevenidas, no se van a utilizar para su fin original.

Una cuestión está clara: la prioridad absoluta pasa a ser este plan de reactivación social y económica de la ciudad. Si las fiestas se celebrasen este año, trataremos que la inversión del Ayuntamiento sea adecuada a la finalidad de las mismas, en caso contrario, los créditos tendrán otra finalidad que, en definitiva, vendrá marcada por la situación que se nos presente en los próximos meses.

"Nos disponemos a vivir unos días distintos, son días difíciles, donde los sentimientos se cargan de nostalgia" 

- ¿Qué diría el Alcalde de Lucena a esos miles de lucentinos con los que comparte devoción ante una situación como la que vamos a tener este año?

- Nos disponemos a vivir unos días distintos, son días difíciles, donde los sentimientos se cargan de nostalgia. No podemos estar junto a la Virgen para alumbrar sensaciones de ternura y de protección. Desde luego, aun sabiendo que sigue velando, continuamente, por nosotros en las cumbres aracelitanas, en su Real Santuario, nos invade el deseo de que vuelva a la Plaza Nueva y aunque sólo sea por eso, somos capaces de generar sensaciones e ilusiones renovadas para que, ojalá muy pronto, podamos volver a sentir su sonrisa, ese halo de ternura que despierta su bendita Imagen al contemplarla con fe, con pasión y con devoción.