martes 16.08.2022

Vía Crucis del Crucificado de la Aurora

Vía Crucis del Crucificado de la Aurora
Vía Crucis del Crucificado de la Aurora
.
La Cofradía de la Aurora se sumó anoche a las celebraciones y actos cuaresmales de las distintas hermandades lucentinas con el Solemne Vía Crucis que desde hace unos años se viene celebrando en su capilla.

En el mismo se utiliza una imagen de Cristo Crucificado que constituye uno más de los tesoros que encierra esta pequeña y hermosa ermita lucentina. Se trata de una imagen de pequeñas dimensiones, que se encontraba en muy mal estado en la subida al Coro, y que fue restaurada hace un par de años por Ana Infante, que consiguió recuperar la belleza y rasgos y de la policromía de la pequela talla, recuperando su encarnadura original y la policromía de la cruz,  y confirmando su datación como obra del siglo XVII.

Según demuestran unos herrajes que tiene la cruz, la imagen era procesionada con anterioridad, auque se desconoce de que forma y manera.

La imagen se retomó para el culto publico en la cuaresma del año 2010 y en la actualidad se encuentra expuesta en el lateral del Evangelio, en uno de los pilares de la bóveda.

El vía crucis de la Aurora, es un llamamiento a la contemplación y la meditación de la pasión en un ambiente de recogimiento. El Cristo es portado por el sacerdote, mientras los fieles permanecen en los bancos, de forma similar al vía crucis del Santo Padre en el Coliseo de Roma la noche del Viernes Santo.

CORONACIÓN PONTIFICIA
Por otra parte, la cofradía anuncia en estos días la puesta en marcha de una campaña de recogida de firmas en apoyo de la Coronación Pontificia de su titular para el año 2017.
Tras casi dos años, de información, gestiones y debates, a principios de verano la Junta de Gobierno decidió convocar junta general extraordinaria de hermanos para solicitar esta coronación, coincidiendo con los trecientos años de la fundación de la cofradía. El 21 de septiembre los hermanos de la Cofradía decidieron aprobar la propuesta de la Junta de Gobierno, abriendo así un largo y complicado camino, en el que la Junta de Gobierno espera contar con el apoyo de los hermanos, devotos, vecinos, el barrio y del pueblo cristiano de Lucena para conseguir este objetivo, y gozar después de 70 años de una nueva coronación canónica en Lucena, tras la de la Patrona de la ciudad, María Santísima de Araceli, única advocación mariana que hasta la fecha cuenta con este honor.
.
.