sábado 27.11.2021

El Obispado anuncia un acto de homenaje al Beato Raimundo García Moreno

El Obispado anuncia un acto de homenaje al Beato Raimundo García Moreno
El Obispado anuncia un acto de homenaje al Beato Raimundo García Moreno
.
El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, hizo ayer un balance positivo de la ceremonia de beatificación, celebrada el pasado domingo en Tarragona, de 522 mártires del siglo XX, entre ellos once mártires de la Diócesis de Córdoba: cuatro carmelitas de la antigua Observancia de Montoro, seis del convento de Hinojosa de Duque y un hospitalario oriundo de Lucena, y anunció que a estos nuevos beatos cordobeses se les rendirá ahora homenaje en su propia diócesis.
 
Así, hoy sábado, a partir de las 20,00 horas, comenzará en Montoro la procesión de los restos de los cuatro beatos carmelitas, desde la iglesia de San Bartolomé hasta la de Nuestra Señora del Carmen, donde a las 20,30 horas, Demetrio Fernández oficiará la Misa de Acción de Gracias, mientras que este próximo domingo la celebración será en Hinojosa del Duque, a las 20,00 horas, en la parroquia de San Bartolomé y estará presidida por el obispo.
 
En cuanto a Lucena, los actos tendrán lugar el domingo, 17 de noviembre de 2013, a las 12:30 h. en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán, con una Eucaristía de acción de gracias por la Beatificación de Raimundo García Moreno, O.H., natural de nuestra ciudad y feligrés de esta Parroquia. La ceremonia será presidida por un sacerdote OH de la Comunidad de Málaga, y concelebrada por el clero local.
 
Según la web oficial de la Orden Hospitalaría de San Juan de dios, el Beato Raimundo García Moreno, OH –Juan Antonio de San León– nació en Lucena en el año 1896. Tras volver del servicio militar, en marzo de 1928, ingresó en dicha orden hospitalaria.
 
Ejerció al ministerio en las casas de Santa Águeda –en Madrid–, Jerez de la Frontera, Ciempozuelos y Málaga, donde atendía una sección de enfermos.
 
Invitado por su padre a quedarse en casa, le contesta: «no puedo abandonar a mis enfermos, les hago mucha falta». Señala esta web que "el día de su martirio, los milicianos le levantan de la cama, donde se reponía de una operación quirúrgica sufrida; siendo asesinado a los 40 años" junto a otros miembros del mismo centro tras su traslado al cementerio de la capital malagueña. Fue el 17 de agosto de 1936.
.

 

.