Lunes 21.10.2019

El Obispo preside la reapertura de la iglesia de las Filipensas

El Obispo preside la reapertura de la iglesia de las Filipensas
.
Tras varios años de trabajo y una inversión cercana a los 90.000 euros, la Hermandad de Nazarenos del Sagrado Encuentro llevó a cabo el sábado la solemne reapertura de su sede canónica, el templo de las Madres Filipensas tras las obras que se han venido realizando para su consolidación y restauración.
 
Una solemne Eucaristía concelebrada por los sacerdortes de las distintas parroquias lucentinas y presidida por el Obispo de la Diócesis de Córdoba, Demetrio Fernández González, abría el sábado una serie de actividades que se prolongarán hasta el próximo día 23.
 
El Obispo de Córdoba comenzó su alocución agradeciendo a la Hermandad el trabajo realizado para poner en valor y evitar la desaparición de esta iglesia, para proceder a continuación a la bendición del templo y del altar.
 
Un numeroso público llenó la coqueta iglesia de las Filipensas, haciendo necesario que se dispusiesen algunas sillas en el exterior. Entre los asistentes se encontraban entre otros representantes de la política y el mundo cofrade lucentino, el teniente de alcalde del ayuntamiento de Lucena, José Cantizani, el vicepresidente de la Diputación Provincial y concejal del PP, Manuel Gutiérrez, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Antonio Díaz o el hermano mayor de la Cofradía de María Stma. de Araceli, Antonio Crespillo.
 
El templo de las Filipensas ha sido totalmente recuperado. La intervención principal se ha centrado en los techos de la iglesia, que se encontraban en un lamentable estado, provocando numerosas humedades e incluso haciendo temer a la cofradía por su caída. Siguiendo el proyecto redactado por Roldán Arquitectos, la actuación no sólo ha consolidado la techumbre, sino que ha renovado la instalación eléctrica, iluminación, pintura general y decoración.  
En este sentido cabe reseñar el trabajo realizado por el pintor pontanés Javier Aguilar Cejas, autor de la tabla del altar, hermosamente decorada, el vía crucis y la decoración de uno de los altares laterales. La cofradía pretende que estos frescos se vayan extendiendo paulatinamente al resto de los paños laterales del templo, mediante suscripción popular.
 
El hermano mayor de la cofradía, Sergio Gómez Lanzas, agradeció a cofradías, empresarios y pueblo en general la colaboración prestada para hacer posible la recuperación de este templo, que forma parte del patrimonio histórico, cultural y devocional de los lucentinos. Atrás quedan varios años de arduo esfuerzo y de organización de múltiples actividades e iniciativas para llevar a buen puerto unas obras que no eran un capricho de la cofradía, sino una necesidad.

Tras la misa, el Obispo de la Diócesis, acompañado por Gómez, descurbría una placa de marmol conmemorativa de la reapertura del templo.

Los actos continuarán el domingo con una misa de acción de gracias presidida por el párroco de Santiago y consiliario de la Hermandad, Francisco Roldán Alba. Además, desde el lunes, día 19, al viernes, día 23, a las 8 de la tarde, se celebrará la adoración eucarística y santa misa, que presidirán Juan Carrasco, vicario parroquial de la Asunción de Priego; Fernando Cruz Conde, canónigo arcediano de la Catedral de Córdoba; Jesús Poyato, vicario episcopal de la Campiña; Joaquín Alberto Nieva, Secretario Canciller de la Diócesis de Córdoba y Francisco J. Orozco, Vicario General de la Diócesis.
.
.