sábado 15.08.2020

Fernando Zurita, pregonero de la Semana Santa: "Mi propósito es abrir mi corazón a los lucentinos"

Fernando Zurita, pregonero de la Semana Santa: "Mi propósito es abrir mi corazón a los lucentinos"

.

Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Fernando Zurita Huete (21-08-45) es un lucentino que quiere inmensamente a Madrid, capital en la que se instaló para desempeñar su oficio de Capitán del Ejército del Aire de España. Este próximo sábado anunciará la Semana Santa de su ciudad natal con el convencimiento de que un pregón ha de ser una alabanza a Jesucristo. En 1992 realizó la Ofrenda de Frutos a la Patrona de Lucena, es hermano mayor de la cofradía filial aracelitana en Madrid y formó parte de la cuadrilla de honor del cincuentenario de la coronación de la Virgen de Araceli. El pregonero conoció en brazos de sus padres la salida de Nuestro Padre Jesús y desde el presbiterio de San Mateo se dirigirá a todos los lucentinos, independientemente de sus sentimientos religiosos.
 
¿Cuál es su relación con Lucena?
Primordialmente, mi relación con Lucena es la que mantengo con mi familia y algunos amigos de mi infancia, así como con aquellos que fui conociendo desde que vivo en Madrid, sin olvidar los contactos con lo Archicofradía de María Santísima de Araceli desde que soy Hermano Mayor de la filial en la capital del Reino. En definitiva, mi trato con la patria chica es frecuente, diario, fruto de mi amor hacia mis raíces tras más de medio siglo de ausencia física que no de pensamiento.
 
¿Qué momentos de la Semana Santa de Lucena recuerda con más intensidad?
La respuesta, además de sentida, es obligada: Viernes Santo, seis de la mañana. Si estás en Lucena, te encuentras en el llanete de la Capilla. Si no pudiste viajar por alguna razón, igualmente saltas de la cama a conectar con Videoluc para seguir ese momento. Cualquier lucentino de todos los tiempos evocará siempre ese acto sublime de la salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno que, personalmente, conocí en brazos de mis padres. Y, por supuesto, qué decir del extenso elenco de imágenes que conforman nuestro singular desfile procesional: Cristo de la Sangre, Columna, Soledad, Pollinita, la Virgen María en todas sus advocaciones...; por desgracia, no se puede estar a la vez en la salida o entrada de cada una de las procesiones que las cofradías cuidan con tanto esmero y que luego sigues en el desfile conjunto. Todas las hermandades merecen mi respeto, admiración y cariño por la magnífica labor religiosa y cultural que vienen desarrollando.
 
-¿Existen los pregones conservadores y progresistas?
Yo creo que el pregón de la Semana Santa ha de tener un contenido sobre todo religioso y también cultural; no se olvide que estamos disertando sobre la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor y no me parece procedente orientarlo en otra dirección.
 
-¿En cuántas partes ha dividido su declamación?
Como todo documento literario, en tres partes fundamentales: Introducción, desarrollo y conclusión, en la forma que quedará expuesta en la exposición de la misma.
 
-¿Con qué enseñanzas pretende que se marche el público de San Mateo?
Sin emplear la palabra enseñanza, mi propósito es abrir mi corazón a los lucentinos en lo que es mi experiencia acerca de la Semana Santa, cuyo vía crucis se desarrolla de manera ejemplar por las calles de nuestra ciudad desde una iconografía pasionista de extraordinario valor escultórico.
 
-¿Un cristiano está obligado a catequizar cuando se manifiesta desde el atril de un templo?
Creo haberlo contestado en una pregunta anterior acerca de cuál es mi propósito con el contenido de mi pregón.
 
-¿Un pregón es exaltación o crítica?
Yo lo definiría más bien como una alabanza a Jesucristo que se entrega permanentemente por nosotros.
 
-¿Habrá alguna alusión a la Virgen de Araceli?
Le agradezco esta pregunta pero no quisiera dar la respuesta antes del próximo sábado noche.
 
-¿Su discurso también estará dirigido a los no creyentes?
Por qué no. Mi proclama es apta para todo lucentino, cualquiera que sea su ideología religiosa.
 
¿Qué significa la Semana Santa para Lucena?
Lucena, ciudad eminentemente mariana, como lo demuestra en su amor a nuestra Patrona, la Virgen de Araceli, siente también la religiosidad de la Semana Santa desde los aspectos de oración, penitencia y caridad en comunión con Nuestro Padre Jesús Nazareno, protagonista de la misma, junto a la Virgen María que, con Él, sufre toda la Pasión. Tanto en los templos como en la calle, en los desfiles procesionales, el pueblo se identifica sobremanera con este hecho histórico.
 
-¿Cuál es su misión como pregonero?
Intento expresar mis sentimientos más profundos sobre la Semana Santa lucentina, de manera que mis palabras lleguen al corazón de mis paisanos con el mismo cariño con que ha sido elaborado el documento que voy a exponer.
 
-¿Los lucentinos escucharán el Sábado de Pasión a un paisano o a un madrileño?
Sin duda a un paisano que también ama a Madrid apasionadamente.
MANUEL GONZÁLEZ
 

.

a patrocinio ss1