Viernes 15.11.2019

Fin de semana de peregrinaciones ante María Stma. de Araceli

Fin de semana de peregrinaciones ante María Stma. de Araceli
.
Según informa la Real Archicofradía de María Stma. de Araceli, en la mañana del domingo 28 de octubre, se produjo en el Real Santuario de Aras el encuentro de hermandades de Nuestra Sra. del Rocío de la diócesis, junto a otras que vinieron desde la de Jaén. Esta visita, organizada con motivo del Año Jubilar Aracelitano por la hermandad del Rocío de Lucena, ha sido de las más multitudinarias que se han recibido a lo largo de este periodo. Presidió la eucaristía el Ilmo. Sr. vicario episcopal de la campiña, Jesús Poyato Varo, y concelebraron los capellanes de la hermandad de Lucena, Miguel Morilla Rodríguez, y el de la hermandad de Córdoba, Carlos Mateo. En su homilía, Jesús Poyato destacó la gracia de Dios que significa alcanzar el jubileo, mostrando a María,  como modelo de fe y entrega a Dios. En la ceremonia participaron las hermandades rocieras de Lucena, Cabra, Puente Genil, Fernán Núñez, Córdoba y Castillo de Locubí, que ofrecieron varias cestas de flores a la Virgen. Con el paso por el camarín de la Virgen terminó el acto litúrgico, al que asistieron más de trescientas personas.

Previamente, por la mañana, todos los asistentes visitaron la Casa Museo de la Virgen, en la calle Maquedano, donde pudieron contemplar el amplio patrimonio expuesto y el documental Araceli devoción y tradición. La Real Archicofradía recibió a todos los asistentes en la Casa, en el Santuario, y finalmente entregó unos carteles del año jubilar aracelitano para que se distribuyesen en la localidad de origen. La hermandad de Ntra. Sra del Rocío de Lucena, conmemoraba con este acto su 40 aniversario fundacional.
.
romeria columna2
.
COFRADÍA DE LA COLUMNA
Por otra parte, en la mañana del pasado sábado, 27 de octubre, peregrinaba hasta las plantas de la Virgen de Araceli, al objeto de lucrar las indulgencias que otorga el Jubileo Aracelitano, la junta de gobierno, familiares y amigos de la cofradía del Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna y María Stma. de la Paz y Esperanza de Lucena.

Tras completar a pie el camino desde Lucena hasta el Real Santuario de Aras, incluyendo el rezo del Viacrucis desde la Primera Cruz, se iniciaba la Eucaristía a la una del medio día, que era presidida por el consiliario de la hermandad y párroco de Santiago Apóstol, Francisco de Asís Roldán Alba, quien a lo largo de toda la celebración recordaba a todos los presentes el significado del Jubileo y cómo se debía aprovechar el momento de intimidad y meditación ante la Imagen de Nuestra Señora de Araceli para pedir su interseción por la vida cristiana de la cofradía, por familiares, amigos y por toda Lucena en los tiempos que corren de crisis, tanto de valores espirituales como económicos. Al termino de la Santa Misa, que concluyó con el rezo de la Salve, trasladados a las dependencias de los arcos del Santuario, todos los reunidos compartieron una comida, que se inició tras el descubrimiento de un azulejo que recordará la peregrinación jubilar.
.