Sábado 07.12.2019

EN EL SANTUARIO DE ARAS

Galería: María Dolores López Civantos ofrece los frutos del campo andaluz de la Virgen de Araceli

Antonio Nieto, al cante, y Román Carmona, a la guitarra, acompañaron la eucaristía, en la que estuvieron presentes el Alcalde de Lucena y representantes de la corporación municipal, el hermano mayor y miembros de la Real Archicofradía de María Santísima de la Sierra, representantes de distintas cofradías lucentinas, del Colegio de Abogados y los juzgados de Lucena, entre otros.

Ofreciendo los frutos del campo a la Virgen de Araceli en su camarín, tras la celebración religiosa.
Ofreciendo los frutos del campo a la Virgen de Araceli en su camarín, tras la celebración religiosa.
Galería: María Dolores López Civantos ofrece los frutos del campo andaluz de la Virgen de Araceli

María Dolores López Civantos, persona que lleva más de 30 años vistiendo con mimo a la Patrona de Lucena y del Campo Andaluz, fue este domingo la encargada de realizar la tradicional ofrenda de frutos a María Stma de Araceli en un acto celebrado en el marco de la Eucaristía dominical en el Real Santuario de la Sierra de Aras.

La misa fue oficiada por David Aguilera Malagón, Vicario Episcopal de la Campiña, párroco de San Mateo y Frente a María Santísima de Araceli, María Dolores López Civantos, agradecía a la Virgen las lluvias que “harán fértiles estas tierras que proporcionan trabajo y vida a tantas familias”. Haciendo referencia a las guerras, persecuciones hacia “los que te son fieles” y las crisis “que acarrean tanta pobreza y dolor”.

Antonio Nieto, al cante, y Román Carmona, a la guitarra, acompañaron la eucaristía, en la que estuvieron presentes el Alcalde de Lucena y representantes de la corporación municipal, el hermano mayor y miembros de la Real Archicofradía de María Santísima de la Sierra, representantes de distintas cofradías lucentinas, del Colegio de Abogados y los juzgados de Lucena, entre otros.

Un poco de historia

El 29 de mayo de 1955, Fray Albino González y Menéndez Reigada proclamaba, en el Santuario de Aras, a María Santísima de Araceli Patrona del Campo Andaluz ante la Junta de Gobierno de su cofradía y las autoridades lucentinas. El 17 de julio de aquel mismo año tenía lugar, después de la citada proclamación, la primera ofrenda de frutos a la Patrona del Campo Andaluz. Concretamente, en aquella ocasión, se ofrendaban cereales recolectados en toda la región andaluza. En aquellos años se hacían en fechas diferenciadas las ofrendas. El 2 de febrero de 1956 se realizaba la ofrenda del aceite y el 14 de octubre la de las uvas.

Ininterrumpidamente, desde aquellas fechas, devotos aracelitanos han venido depositando a las plantas de la Madre Dulce y Buena de Araceli los frutos del campo andaluz en agradecimiento a su mediación.

Les dejamos algunas imágenes de este acto religioso.

IMG_0502

IMG_0504

IMG_0503

_MG_0544

_MG_0550

_MG_0521

_MG_0523

IMG_0501

_MG_0524