Lunes 21.10.2019

La Aurora vuelve a recorrer las calles de su barrio rodeada de una multitud (fotos)

La Aurora vuelve a recorrer las calles de su barrio rodeada de una multitud (fotos)
Las calles del barrio de la Aurora volvieron a llenarse de público, perdiendo por unas horas su tranquilidad habitual, con motivo del recorrido procesional de la Virgen de la Aurora, cerrando el primer tramo de las fiestas que en su honor se han celebrado durante el fin de semana.
 

A las ocho de la tarde partía la bellísima imagen de la Virgen –acompañada por multitud de fieles– desde su coqueta ermita de la calle Abad Serrano, construida en 1717 y tan antigua como el acta fundacional de la propia cofradía. Y es que son estas fiestas, a caballo entre el verano y el otoño, una de las citas que con más fuerza se mantienen en el calendario lúdico-religioso de nuestra ciudad.

Abrían el desfile procesional de la Virgen de la Aurora –portada por la cuadrilla de santeros de Cristóbal Jiménez Navarro– los campanilleros, una de las tradiciones que mejor ha sabido conservar el pueblo de Lucena, junto a un puñado de localidades de la Subbética, como Priego, Rute o Iznájar y algunas más del resto de Andalucía. Lució, como cada año, un hermoso adorno floral con el tradicional arco de flores, esta vez con predominio de tonos blancos y anthurium de color rosado.

Cerrando el cortejo, la Junta de Gobierno, el párroco de Santo Domingo, Nicolás Rivero, la edil de Fiestas, Mar Morales, y la Banda de Música de Lucena dirigida por Miguel Ángel Gómez.

Las calles del barrio estaban repletas de gente. No faltaron a su cita con esta apertura festiva del otoño multitud de bengalas al paso de la Virgen desde ventanas y balcones cubiertos con colgaduras, ni el gentío rodeando a los campanilleros para oír las tradicionales coplas en honor a la Santísima Virgen de la Aurora, junto a la clásica cruz y faroles de guía de la cofradía en una fiesta que sigue manteniendo el viejo sabor de siempre y que vale la pena conservar para futuras generaciones, como hace cada día su cofradía, preocupada tanto por el mantenimiento del rico patrimonio histórico-artístico que conserva celosamente en su pequeña ermita, como por el de una tradición que se mantiene en el tiempo y que ahora se pretende ensalzar, más aún si cabe, con la decidida apuesta por conseguir en 2017 la Coronación Canónica de la Virgen, coincidiendo con el trescientos aniversario de la fundación de su cofradía, iniciativa que cada día cuenta con un mayor número de adhesiones.

Les ofrecemos a continuación una galería gráfica de la procesión, que llegaba a su templo pasadas las doce de la noche.

 

 

 

Comentarios