martes 11.08.2020

FIESTAS ARACELITANAS 2018

Los manijeros de la Virgen de Araceli en 2018 reciben el acta de su nombramiento

Miguel Ángel Servian Henares, manijero de la bajada; Antonio Muñoz Navarro, Manijero de su día, y Antonio Quijano, capitán del destacamento de la Guardia Civil en Lucena, organización que subirá a la Virgen a la ermita, recibían el acta de la Junta de Gobierno

Los manijeros junto al Hermano Mayor de la cofradía aracelitana y miembros de su junta de gobierno
Los manijeros junto al Hermano Mayor de la cofradía aracelitana y miembros de su junta de gobierno
Los manijeros de la Virgen de Araceli en 2018 reciben el acta de su nombramiento

El hermano mayor de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, Rafael Ramírez Luna, ha entregado esta mañana el acta de nombramiento  a los manijeros de la Virgen de Araceli en 2018.

En el salón de peregrinos del Real Santuario de Aras, Miguel Ángel Servian Henares, manijero de la bajada; Antonio Muñoz Navarro, Manijero de su día, y Antonio Quijano, capitán del destacamento de la Guardia Civil en Lucena, organización que subirá a la Virgen a la ermita, recibían el acta de la Junta de Gobierno del 11 de octubre en la que se les nombró manijeros de la Patrona de Lucena en las procesiones de bajada, el primer domingo de mayo y la subida.

En las palabras de enhorabuena a los manijeros, Rafael Ramírez Luna destacó la importante labor encomendada y les animó a disfrutarlo junto a sus familias y amigos. Antonio Muñoz Navarro, quien dirigirá los pasos de la Patrona el primer domingo de mayo, destacó que con esta manijería su labor será “llevar a la Virgen a los más necesitados, a quienes le lloran, a quienes le piden, a quienes le dan las gracias, porque cuando la encierre la Virgen llevará el manto lleno de las lágrimas de quienes la quieren”.

Por su parte, Miguel Ángel Servian, manijero de la bajada, resaltó la importancia que para él tiene ser quien lleve a la Virgen hasta Lucena y poder disfrutarlo junto a su familia y amigos, mientras que Antonio Quijano, agradecía a la Junta de Gobierno haberse acordado de la Guardia Civil para subir a la Patrona del campo Andaluz “porque nosotros le tenemos mucha fe, porque ella nos cuida, y sobre todo por haberlo hecho en este momento en el que las cosas están difíciles”.