viernes 21.01.2022

Miguel Ortiz, manijero de las 'Campanitas': "En la santería vives momentos que te marcan en tu vida"

Miguel Ortiz, manijero de las 'Campanitas': "En la santería vives momentos que te marcan en tu vida"
Miguel Ortiz, manijero de las 'Campanitas': "En la santería vives momentos que te marcan en tu vida"

.

Pasión por un rasgo inherente a la idiosincrasia lucentina. Después de completar 42 santerías, Miguel Ángel Ortiz Muñoz (10-07-72) es el manijero de María Santísima de la Paz. Es consciente del sacrificio intenso que entraña procesionar a las 'Campanitas', pero confía en las prestaciones de su cuadrilla. Cuando se retire, tratará de ser un buen aficionado desde la distancia y opina que las juntas son una oportunidad imperdible para que cada uno de sus miembros exponga respeto y se defina como santero.
 
-¿La santería de la Virgen de la Paz es uno de los mayores desafíos de la semana santa de Lucena?
Yo siempre he definido esta santería como muy exigente, también se puede calificar como desafío o reto; lo que está claro es que es una
santería dura, muy dura, y a la cual no se le puede perder la cara en ningún momento.
 
-¿Que cualidades ha de atesorar una cuadrilla para procesionar correctamente a las 'Campanitas'?
Para mi debe de ser una cuadrilla valiente, con ilusión, con ganas, con mucho corazón, uniéndose cada vez más, junta tras junta, y que todos y cada uno de los que la componen le pongan horquillo tras horquillo sus cinco sentidos, para conseguir un bloque con un mismo fin. Así es como yo veo a mi cuadrilla.
 
-¿Cambia el planteamiento de la santería de la Virgen de la Paz el ir detrás del "Barrenillas" en vez de seguir al Cristo del Amor?
No, la santería de la Virgen de la Paz tiene su santería y seguro que esta gran cofradía trabajará para engrandecer, aun más si cabe, su Martes Santo.
 
-¿Cuáles son las claves de esta santería?
Anteriormente he descrito a mi cuadrilla, y en eso me voy a basar para hacer esta santería, confiando en que así vamos a dar en el clavo.
 
"Un manijero debe saber acatar las obligaciones que dicta una cofradía"
-¿Por qué se planteó ser manijero?
Porque después de llevar toda mi vida santeando, era para mí, una meta llegar a tocar una campana, que tenía muy claro que tenía que ser esta, y por eso desde hace casi cuatro años me siento muy orgulloso de ser el manijero de la Virgen de la Paz.
 
-¿Las exigencias económicas de las cofradías a los manijeros son desmesuradas?
No, son las que una junta de gobierno ha decidido que tienen que ser, para llevar siempre a su cofradía a lo más alto. Además, un manijero debe saber acatar las obligaciones que te dicta la cofradía a la que haya depositado su carta.
 
-¿En qué situación se encuentra la santería?
Para mí en un momento magnífico. Si es verdad que yo la veo con muy buenos ojos, me ha gustado mucho siempre, respetando la santería antigua y viviendo gracias a Dios estos años. Intentaré ser un buen santero en la acera cuando ya no pueda santear.
 
-¿Cómo debe de ser una junta?
Una junta es una oportunidad para un santero de demostrar su respeto a los demás, devolverle al manijero esa confianza que ha
depositado en él, haciéndole ver que ha acertado contigo. Con su cante demostrarle a los demás su valía como santero, vivir buenos momentos con tu cuadrilla, para que todo esto vaya sumando y de su resultado el día de la santería.
 
-¿Existe actualmente demasiado protocolo?
No, para mí no sobra nada, ni tampoco falta. Las pautas son así y que cada manijero las interprete como mejor vea con su cuadrilla. Para mí las formas son las correctas.
 
-Indique, en su opinión, lo mejor y aquello mejorable de la santería.
La santería tiene muchas virtudes: te enseña un comportamiento, un saber estar para con los demás, unas amistades inolvidables, unos momentos que te marcan en tu vida. Tiene muchas virtudes y no tiene nada mejorable. Para mí todo es perfecto, aunque hay que admitir que con la ilusión y ganas que todos le ponemos a esto, año tras año se va mejorando por sí sola.
 
-¿La santería ha de renovarse o recuperar enseñanzas y costumbres del pasado?
La santería debe acoplarse a los tiempos, como veo que años atrás lo ha ido haciendo, sin olvidar nunca su base y su forma.
MANUEL GONZÁLEZ

.

a patrocinio ss1