miércoles 05.08.2020

Nueva escultura del taller del imaginero lucentino Javier López del Espino

Nueva escultura del taller del imaginero lucentino Javier López del Espino
.
El imaginero lucentino Francisco Javier López del Espino ha entregado recientemente este imagen de un Soldado Romano realizado para la Hermandad de la Unidad, de Almería. De tamaño natural, la talla se ha realizado en madera de cedro, siendo policromada al óleo. Los cueros han sido realizados por la casa Meryam de Córdoba, y el casco fue cincelado por el orfebre sevillano Manuel de los Ríos. En resultado luce espléndido en estas fotos realizadas por el fotógrafo Manolo Gómez.
 
En el estudio de Francisco Javier López del Espino en la calle Julio Romero de Torres número 21, sigue ejecutándose una escultura del Beato Juan Pablo II, primera dedicada al nuevo beato que se ubicará en un templo cordobés, concretamente en la reimplantada iglesia de San Pedro Mártir, de Lucena, cuya inauguración y bendición está prevista para el próximo 15 de marzo. El material utilizado para este trabajo será también madera de cedro real policromada al óleo.
 
No son estas las únicas tallas producidas por López del Espino este año. Hace unos meses salía también de su taller una imagen de San Juan Evangelista para el paso de misterio del traslado al sepulcro que el artista lucentino está realizando para la Semana Santa de Ciudad Real; una dolorosa advocada como Virgen de la Salud, para una cofradía de Conil (Cádiz) y otro soldado romano, esta vez para la Hdad. de Jesús Nazareno de Tarancón (Cuenca), que completa el paso de misterio de Cristo en su flagelación realizado por el mismo autor hace dos años.
 
Además, entre otros encargos, ha realizado la imagen de Jesús en su Prendimiento, para la Semana Santa de Elche; un crucificado –el Santísimo Cristo de la Agonía– realizado para la localidad de Hellín, en Albacete y otra imagen de la Flagelación, titular de un paso de misterio que el pasado año se procesionó por vez primera en la Semana Santa de la capital almeriense. 
 
Este joven imaginero realizó sus estudios en la Escuela de Arte y Oficios Mateo Inurria de Córdoba. En este centro completó el ciclo de grado medio de talla artística en madera. Posteriormente pasó por la Escuela de Arte Dionisio Ortiz, en el ciclo de grado superior de Escultura. Tras trabajar en la Escuela Taller La Merced VI, encargada de completar la restauración del retablo mayor de la Iglesia de la Merced, en la Diputación de Córdoba, comenzó a colaborar con el reconocido escultor cordobés Antonio Bernal Redondo, donde definitivamente asentó sus conocimientos artísticos.
.
 

.