Viernes 06.12.2019
Lucena Hoy

COFRADÍAS

La Obra Pía designa a Rosa Buendía Picó como Camarera de María Stma. de Araceli

Buendía sustituye a María Dolores López Cibantos, que ha ostentado este puesto durante más de treinta años y que prensentó su dimisión de dicho puesto a principios del pasado mes de julio.
María Rosa Buendía Picó
María Rosa Buendía Picó
La Obra Pía designa a Rosa Buendía Picó como Camarera de María Stma. de Araceli

María Rosa Buendía Picó ha sido designada por la Fundación Obra Pía de María Santísima de Araceli como Camarera de la Patrona de Lucena, contando con la aprobación del Obispo de Córdoba.

Buendía sustituye a María Dolores López Cibantos, que ha ostentado este puesto durante más de treinta años y que prensentó su dimisión de dicho puesto a principios del pasado mes de julio.

Tras ser comunicada la decisión al Obispado y la Obra Pía por su capellán, en reunión extraordinaria de dicha institución se adoptó la decisión unánime de hacer recaer este cargo en María Rosa Buendía Picó y vocal de mayordomía de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, encargada del Taller de María.

A través de una nota de la cofradías, María Rosa Buendía Picó, comenta que “es todo un privilegio y un honor vestir a Nuestra Madre y a su Bendito Hijo, así como una gran responsabilidad" y añade que  "voy a poner todo mi empeño en hacerlo desde el servicio, con total dedicación, amor, cariño y devoción que a Ellos profeso”

Los estatutos de la Fundación Obra Pía reflejan las connotaciones del cargo de Camarera estableciendo que “corresponde a la camarera, la custodia y conservación de las ropas de la Virgen y del Niño, así como cuidar de ambas imágenes, debiendo llevar inventario de ello”. “Su cargo será por tiempo indefinido” y “la camarera de la Virgen será nombrada por el señor Obispo a propuesta del Patronato de María Santísima de Araceli”, refleja el reglamento.

María Dolores López Cibantos, además de estar al servicio de la Virgen de Araceli como Camarera durante los últimos treinta y dos años, actuó como oferente de los frutos del campo andaluz a su patrona en el año 2016. También es autora  de una importante colección de pinturas de la Virgen de Araceli.