lunes 23.05.2022

Primitivo Buendía, el arte de componer marchas procesionales

Primitivo Buendía, el arte de componer marchas procesionales
Primitivo Buendía, el arte de componer marchas procesionales
.
A través de los reportajes de lucenahoycofrade.com hemos mostrado distintas facetas de la Semana Santa como son el arte de la imaginería o el orfebre. Hoy nos acercamos a conocer más de cerca la música que acompaña a nuestros pasos procesionales durante sus estaciones penitenciales. Por ello visitamos a Primitivo J. Buendía, compositor, músico y creador de numerosas marchas procesionales dedicadas a las imágenes titulares de las cofradías lucentinas. Entre sus últimos trabajos se encuentra la marcha Cristo de la Sangre, que se presentó en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán el pasado 18 de marzo, interpretada por Fernando Chicano. “Estoy elaborando dos discos para el año que viene, uno de ellos promocionado por Canal Sur Córdoba y el otro para una la cofradía de la Misericordia de Málaga”, explica el compositor. Primitivo Buendía no se olvida nunca de la Semana Santa lucentina por eso también tiene entre manos componer una marcha para la Virgen de la Soledad y otra para la Virgen del Mayor Dolor.

¿Cómo se crea una marcha procesional? No es tarea fácil. Según cuenta Buendía “lo primero que tienes que tener es la inspiración y saber para qué imagen vas a componer. Dependiendo de si es Cristo o Virgen la melodía es diferente, al igual que si se trata de un Cristo vivo o muerto, también variarán las notas musicales. Luego tme siento al piano con algo que te surja en la mente y vas probando”, explica minuciosamente. Después de todos estos momentos de inspiración y pruebas llega el momento de desarrollar la melodía y escribirla para piano para ya finalizar adaptándola a la plantilla de banda. “Hay que pensar en todos los instrumentos que van a tocar la marcha desde la percusión hasta viento, etc”, continúa.

Primitivo J. Buendía, que lleva en el mundo de la música desde pequeño, ha participado en numerosos concursos y ha ganado diversos premios en certámenes que se han realizado por toda España. Este artista lucentino nunca para de crear y ha llegado a escribir dos volúmenes didácticos sobre piano. Su amor por la música puede proceder de su bisabuela paterna, que estudió piano, o de su madre, que es una gran aficionada a la música. Sin embargo es el primero en su saga familiar que se dedica profesionalmente a la música. Tras él sus hijos ya han comenzado a dar los primeros pasos en este mundo, ya que uno de ellos toca el saxofón y el otro la viola. Ya hace veinte años que compuso su marcha más famosa La Columna y aún no ha parado de crear, todo un ejemplo de amor a la música y a la Semana Santa lucentina.
.
Araceli Redondo
.
.