jueves 24.09.2020
Lucena Hoy

FIESTAS ARACELITANAS 2020

Rafael Ramírez, Hermano Mayor de la Real Archicofradía de Mª Stma. de Araceli: "Dejamos la puerta abierta a poder recibir la visita de Nuestra Patrona antes del final de año"

Rafael Ramírez, Hermano Mayor de la Real Archicofradía de Mª Stma. de Araceli
Rafael Ramírez, Hermano Mayor de la Real Archicofradía de Mª Stma. de Araceli
Rafael Ramírez, Hermano Mayor de la Real Archicofradía de Mª Stma. de Araceli: "Dejamos la puerta abierta a poder recibir la visita de Nuestra Patrona antes del final de año"

El penúltimo domingo de abril esta marcado en el calendario de nuestra ciudad con números de oro. Desde hace algunas décadas es la fecha marcada para que María Santísima de Araceli baje en romería hasta Lucena y haga suyo el altar mayor de la parroquia de San Mateo, que desde ese momento se convierte en epicentro devocional y corazón de esa Lucena Aracelitana que cuando se acerca mayo se viste de fiesta para disfrutar de su Patrona y Señora.

Este año no podrá ser. Los olivares dormidos tras la cosecha y las jaras que jalonan la carretera de la sierra aguardarán en vano su paso. No bajarán los caballistas. No habrá corrillos de devotos cantando su himno ni fandangos de Lucena en su honor. La puerta de la Mina quedará vacía y no intercambiarán ramos de flores entre sollozos las Aracelitanas Mayores. Tampoco inundarán su trono de plata los pétalos de flores lanzados de desde los balcones ni el azahar de los naranjos de la plaza Nueva perfumará su paseo triunfal hacia su templo.

Este año la pandemia nos privará de su presencia, aunque Ella, desde la distancia de su Santuario, seguirá llenando los corazones aracelitanos, que aguardarán su vuelta, quién sabe si este mismo año.

Rafael Ramírez es el Hermano Mayor de la Real Archicofradía de María Stma. de Araceli y hoy hemos querido conocer cómo está viviendo este tipo extraño para todos.

- ¿Cómo va a vivir la imposibilidad de disfrutar un año más la Bajada de María Stma. de Araceli?

- Con mucha tristeza y preocupación por la situación que estamos viviendo; pero a la vez con esperanza y fe en que la Virgen de Araceli interceda ante Dios por las súplicas de esta gran devoción.

- La cofradía ha desplegado un sinfín de iniciativas para intentar que estas fiestas patronales no queden inéditas. Casi podemos hablar de un programa alternativo.

- Efectivamente, con las actividades que estamos organizando en las redes sociales, pretendemos intentar llenar el vacío que se queda a los lucentinos en esta época de confinamiento por no poder bajar la Patona hasta nuestra ciudad para celebrar las Fiestas Aracelitanas. De esta forma, pretendemos que la Virgen esté presente en todos los hogares lucentinos y de los devotos aracelitanos.

- Ya conocemos los actos para este Domingo de Bajada. ¿Qué tienen preparado para los días en los que debían celebrarse las Fiestas?

- Siento enormemente no poder desgranar las actividades que estamos organizando. Debido a lo inusual de la situación, estamos trabajando aún en ello y debido a los días que faltan no tenemos perfectamente definido el programa. Sí puedo adelantar que estamos intentando que muchas de las actividades ordinarias sean trasladadas a las redes sociales y a los hogares de los devotos para conseguir una gran participación.

"Dejamos la puerta abierta, siempre que las autoridades sanitarias lo permitan, a poder recibir la visita de Nuestra Patrona antes del final de año"

- Ayuntamiento y cofradía han coincidido en hablar de “aplazamiento” en lugar de utilizar el término “suspensión” para referirse a las Fiestas Aracelitanas de este año. ¿Es ese el ánimo con el que desde la cofradía se asume esta situación? ¿Es voluntad de ambas partes intentar que, de una u otra forma, 2020 no quede para la historia como el año en el que se no se celebraron las Fiestas Patronales?

- En el comunicado que consensuamos el delegado de fiestas, nuestro consiliario y la junta de gobierno, indicábamos “la no celebración de las Fiestas Aracelitanas de 2020 y sus actos cultuales en las fechas previstas (19 de abril al 7 de junio). De este modo dejamos la puerta abierta, siempre que las autoridades sanitarias lo permitan, a poder recibir la visita de Nuestra Patrona antes del final de año. Debemos de ser sumamente prudentes al respecto, pero por supuesto, si Dios así lo quiere, organizaríamos, también conjuntamente las actividades que las circunstancias permitan. La unión entre la corporación municipal y la cofradía es extraordinaria y hay una estrecha colaboración en los objetivos comunes. Agradezco enormemente a nuestro alcalde y al delegado de fiestas, los continuos desvelos que tienen con la cofradía.

-  ¿Qué época del año considera que sería la más propicia en el caso de las circunstancias socio sanitarias lo permitiesen?

- Personalmente no tengo preferencia. Lo que le pido a Dios y a la Virgen de Araceli es que cuanto antes pase esta pesadilla y que no afecte a nuestros seres queridos. Reitero que cuanto antes mejor.

"Lo que le pido a Dios y a la Virgen de Araceli es que cuanto antes pase esta pesadilla y que no afecte a nuestros seres queridos".

- La mayoría de las cofradías pasionistas lucentinas ya se han manifestado sobre su intención de ‘aplazar’ al año 2021 las manijerías concedidas este año. ¿Es la Real Archicofradía de María Stma de Araceli de la misma opinión en el caso hipotético de que finalmente no puedan celebrarse las fiestas en otra época del año?

- No puedo contestar a esta pregunta, ya que llegado el caso será decisión de la junta de gobierno. Pero siendo optimistas y con el planteamiento comentado, seguro que ELLA quiere estar con sus hijos en Lucena pronto.

- Los anales aracelitanos están llenos de referencias a actos de rogativa en los que el pueblo de Lucena ha buscado la intercesión de su Patrona ante situaciones como la actual. ¿Se ha planteado la cofradía la celebración de algún acto de este tipo, aún a puerta cerrada?

Justamente el día 14 de marzo, y con las medidas oportunas, algunos miembros de la junta de gobierno y de la vocalía, sacamos a Nuestra Madre para que con su mirada protegiese los campos andaluces. No creo en las casualidades, pero sí en la divina providencia, y Andalucía esta siendo de las regiones menos castigadas por esta terrible pandemia.

- ¿Qué diría el Hermano Mayor a esos miles y miles de lucentinos que comparten devoción ante una situación como la que vamos a tener este año?

- Que todos los devotos de la Virgen de Araceli nos unamos en oración para que ELLA interceda ante Dios para que pase este mal. Al igual que lo han hecho nuestros antepasados, debemos de mantener la fe y tener esperanza. Mi deseo de que vivamos unas fiestas en familia y unidos a Ella.