lunes 23.05.2022

Cabra: Miles de files acompañan a la Virgen de la Sierra en la Bajá de su Año Jubilar

La Virgen de la Sierra lució un manto donado por la duquesa de San Carlos y estrenado el 7 de septiembre de 1841

Bajá 2015 23.
Una imagen de la Bajá de la Virgen de la Sierra. Autor: Jesús Ruiz Jiménez "Gitanito"
Cabra: Miles de files acompañan a la Virgen de la Sierra en la Bajá de su Año Jubilar

Tras el emotivo pregón pronunciado por la periodista egabrense de Onda Cero Córdoba, María Luisa Hurtado, en la tarde de ayer comenzaban con la tradicional "Bajá" las Fiestas de Septiembre en honor de Nuestra Señora de la Sierra, en la vecina localidad de Cabra.

Como mandan los cánones, el "cuatro a las cuatro", la Virgen de la Sierra iniciaba su recorrido hacia la ciudad, poniendo fin a la tensa espera de sus costaleros en el interior de su santuario. Lo hizo esta vez ataviada con un manto de mediados del siglo XIX, donado en su día por la duquesa de San Carlos y estrenado el 7 de septiembre de 1841. Hacía justo un siglo desde que lo luciera por primera vez para la Bajada romera, allá por el año 1915.

El paso por La Viñuela, Los Colchones o la Casilla de la Salve marcan algunos de los momentos destacados de esta multitudinaria Bajada

Miles de personas acompañaron a la Virgen en esta segunda bajada de 2015, tras la obligada cita con la ciudad y posterior periplo por los pueblos de la comarca para asistir a la Magna Mariana de Córdoba en este Año Jubilar que concluirá en unos días. Un recorrido por el duro camino serrano a hombro de sus costaleros, en el que el polvo envuelve a los rostros sudorosos de los romeros, ofreciendo momentos mágicos, sabiamente captados en ete reportaje gráfico por la cámara de nuestro colaborador Jesús Ruiz Jiménez "Gitanito".

El paso por La Viñuela, por Los Colchones o la Casilla de la Salve, donde las mujeres toman el relevo de los costaleros por unos instantes, para sentir el peso de la Patrona de los egabrenses sobre sus hombros, marcan año tras año algunos de los momentos de referencia de esta multitudinaria Bajada.

En torno a las siete de la tarde, tras la parada en Góngora, llegaba la Virgen a la barriada que lleva su nombre, entrando en la parroquia de San Francisco y San Rodrigo para cambiarse de ropajes, antes de entrar en el centro de la ciudad por los Arcos de la calle Baena , donde el regidor egabrense, Fernando Oriego, le imponía el bastón de alcaldesa perpetua de la localidad, siendo acompañada por la comitiva oficial y decenas de carrozas hasta la parroquia de la Asunción y Angeles, donde permanecerá hasta el domingo 11 de octubre, fecha en la que concluye el Año Jubilar.