miércoles 07.12.2022
Lucena Hoy

Los deportes de contacto ganan adeptos en España

Esta modalidad implica entrenamientos muy completos a nivel físico y de gran intensidad 
lucha1
Foto: unsplash.com
Los deportes de contacto ganan adeptos en España

Ya ha pasado el verano y comienza, de nuevo, la época donde se intentan incorporar rutinas saludables al día a día. De entre ellas, destaca la voluntad de hacer más deporte y eso, en muchas ocasiones, se traduce en apuntarse a un gimnasio. Una conducta que suele iniciarse con mucho ímpetu, pero cuya constancia se va diluyendo a medida que pasan las semanas. Cuando todo se intenta hacer por pura fuerza de voluntad, el resultado a corto o largo plazo puede acabar con un abandono. 

La actividad física y el ejercicio moderado son una de las claves de la salud de las personas. Y hablamos de la salud entendida a nivel amplio, ya sea física o mental. El deporte nos ayuda a luchar contra el estrés, es beneficioso para tener un buen descanso, mejora la autoimagen y, por supuesto, previene diversas enfermedades físicas; además de proporcionar una agradable sensación. Pero para que seamos constantes y le saquemos un buen partido a su realización, conviene que elijamos bien la actividad, que se ajuste a nuestras necesidades y objetivos, y que nos resulte agradable y divertida. Ir a sudar por sudar durante un hora sin mayor motivo es algo que costará mantener en el tiempo, si no se acompaña de incentivos que añadan motivación.

En los últimos tiempos se ha dado un auge de personas que practican un grupo de actividades conocidas como los deportes de contacto. Éstas incluyen disciplinas como el boxeo, el kick-boxing, las MMA, el K1, el boxeo tailandés o el Sambo, entre otras. Son deportes de lucha, cada uno con sus reglas y limitaciones, que implican una potente actividad física, tanto a nivel de cardio como de fuerza. Su intensidad es alta y el entrenamiento tiene una temática diferente respecto a otras disciplinas deportivas, ya que se basa en la lucha competitiva. Si bien tienen en común algunos aspectos con las artes marciales, en este caso predomina la modalidad competitiva; aunque los entrenos están adaptados a los gustos y necesidades de los diferentes usuarios. Por ejemplo, mucha gente quiere entrenar, pero evitando potenciales moretones que no sean compatibles con ir a una reunión de trabajo al día siguiente.

photo-1615117950029-db3cf44bdefa

Para hacernos una idea de la acogida que están teniendo en nuestro país, cabe señalar que entre 2018 y 2019 se produjo un aumento de un 200% de las licencias federativas de estos deportes. Y los centros que las impartían pasaron de 127 a 494. Entre las razones, el hecho de probarlo por parte de muchos ciudadanos que podían ser reacios inicialmente y, después, descubrieron sus bondades, y del “boca-aboca” que acompañó tales experiencias. Pero también una mayor cultura deportiva de estas disciplinas, con retransmisiones televisadas de combates de boxeo y, especialmente, de los combates de MMA, que han superado aquella imagen más sangrienta de sus primeros años, sobre todo con la irrupción de la UFC.    

El éxito de seguimiento de la UFC es, por tanto, uno de los factores clave para explicar esta tendencia. Esta organización ha convertido los combates de Artes Marciales Mixtas en un auténtico espectáculo, hasta el punto de que su gran estrella mundial, Conor McGregor, fue el deportista con más ingresos del pasado año, superando incluso a los futbolistas de primer nivel como Cristiano Ronaldo o Messi. Su auge está íntimamente relacionado con la promoción de los combates a través de redes sociales, programas de televisión, polémicas entre luchadores, etc.. Y hoy ya supera en audiencia a muchos deportes tradicionales y existe una afluencia notable en los portales de apuestas, que ya disponen de sus secciones para hacer pronósticos de MMA, en la mayoría de ocasiones para eventos de la UFC.

Pero independientemente del seguimiento que exista en nuestro país de estas competiciones, si no encajase en los gustos de los que se inician, no existiría una continuidad. Pero el caso es que suele encajar bastante y sus practicantes son un grupo notablemente heterogéneo. Por un lado, encontramos aquellos que quieren aprender como ayuda a su seguridad personal. Por otro, aquellos que ven en la competición y la adrenalina su principal motivación. Y muchos son los que  encuentran una actividad física que realmente les aporta lo que buscan. Se trata de un tipo de entrenamiento de gran intensidad que trabaja la resistencia física, la potencia, la explosividad... No hay grupo muscular, prácticamente, que no se trabaje en los deportes de contacto. En definitiva, son muchas las ventajas asociadas a estas prácticas y de eso es cada vez consciente más gente. 

Comentarios