viernes 14.08.2020

La evolución de las máquinas tragaperras a través de la historia

¿Han sido las máquinas tragaperras siempre tal y como las conocemos ahora? ¿Cómo han evolucionado?

La evolución de las máquinas tragaperras a través de la historia

Como podemos imaginar, tanto para los jugadores como para aquellos que no lo son, las máquinas tragaperras han evolucionado. Es un hecho, puesto que las nuevas tecnologías afectan a todos los ámbitos y el ámbito de los juegos y los casinos, se ha visto, de igual manera, considerablemente afectado. Y probablemente, podamos decir que en una forma muy positiva.

 

Hoy en día existen muchísimos juegos de azar a los cuales tenemos acceso a través de plataformas online. Ya sea en páginas webs o en aplicaciones móviles, siempre podemos acceder a ellas y jugar a todo aquello que nos apetezca. Así pues, lo mismo sucede con las máquinas tragaperras.

 

Todos estos juegos se han ido automatizando con el paso del tiempo, y sobretodo modernizando para que cada vez más gente pueda hacer uso de esta clase de juegos de una forma muy fácil y sencilla, simplemente teniendo un dispositivo móvil y gozando de acceso a internet.

 

De modo que, al igual que han ido evolucionando, se han ido creando nuevos trucos para jugar a las tragaperras. Desde el momento en que se inventó el primer póker automático allá por el año 1800, hasta nuestros días, siempre ha habido trucos y siempre se han ido creando nuevas técnicas que nos permiten hacer un uso del juego mucho más provechoso del que solíamos hacer.

 

La historia de las máquinas tragaperras que nunca has conocido

 

Así pues, la historia de las tragaperras es similar, puesto que empezó en el año 1897 con Charles Frey al mando. Hizo la primera máquina tragaperras moderna e introdujo en la misma carretes de 5 y 3 filas.

 

Otro de los mayores cambios que hizo este hombre fue eliminar la baraja de póker que solía aparecer en la máquina tragaperras y sustituirla por símbolos como la herradura, el corazón, las picas o el diamante. Podemos ver como así el diseño quedó mucho más llamativo para todos los jugadores.

 

Tras haber creado esta máquina, se podía comprobar que el mayor premio habido y por haber que podía ser ganado a través de esa tragaperras era obtener tres campanas en línea. Se trataba del mayor deseo de muchos de los jugadores, por no decir de prácticamente la mayoría de ellos.

 

Poco a poco, esta máquina, junto a su entretenimiento y sus habilidades, se fue extendiendo poco a poco por todos los Estados Unidos de América. Sin embargo, Frey no estuvo muy astuto, y tuvo un error garrafal tras la creación de dicha máquina.

 

Este error consistió en que el mismo Frey, no recordó que había hecho un gran invento, y por ende, olvidó patentar la máquina. Es por ello por lo que, tras su invención, muchos otros usuarios utilizaron su invento incluso llegando a apropiárselo.

 

No obstante, el tiempo siguió pasando y llegado el siglo XX, fueron los símbolos de frutas los que se pusieron totalmente de moda. La intención inicial era combatir la adicción al juego, lo cual conllevaba en la mayoría de los casos adicción a otras cosas, como puede ser las bebidas alcohólicas.

 

La solución establecida fue cambiar otro tipo de imágenes e iconos que solían aparecer antes por inocentes y coloridas frutas. Así es como llegamos prácticamente al presente, a día de hoy, donde seguimos haciendo uso de las máquinas tragaperras y donde el juego ocupa un espacio vital en nuestras vidas.

 

Comentarios