sábado 15.05.2021
Lucena Hoy

¿Nos ha convertido el COVID en una sociedad más solidaria?

covid-19-tecnologia-gratuita-para-combatirlo-696x416
¿Nos ha convertido el COVID en una sociedad más solidaria?

Al principio de la pandemia, juntado con el miedo y la falta de información, una promesa se lanzaba al viento por las redes sociales: el COVID nos hará mejores, como personas y como sociedad. Así lo creímos cuando veíamos a vecinos ayudándose entre sí, gente joven llevando comida a sus mayores que no podían salir de casa o incluso los sanitarios que, aunque siendo su trabajo, lo estaban dando el todo por el todo por el resto de la sociedad. 

Precisamente a raíz de que algunas personas comenzaran a dejar notas amenazantes a sus vecinos, fue cuando nos empezamos a plantear si realmente estábamos en el camino de ser una sociedad mejor. Si las peleas por sentarse en bancos públicos o el tratar de acaparar toda la comida posible en el supermercado no eran si no muestras de todo lo contrario: que lejos de hacernos mejores, nuestra sociedad se estaba volviendo más egoísta. 

Sin embargo, y de eso vengo a hablar hoy, hay muchas razones por las que el COVID nos ha cambiado para mejor, y también muchas pruebas de ello. Aquí va una lista de las más importantes: 

  1. La gente ha cumplido (mayoritariamente) con los confinamientos. 

Aunque ya estemos acostumbrados a oír que los confinamientos no se cumplen, que la gente hace lo que quiere y un largo etcétera, la realidad es que los confinamientos se han cumplido en su mayor parte. Aunque está claro que el riesgo económico que implica una multa también ha colaborado a su cumplimiento, lo cierto es que los confinamientos son una muestra más de un esfuerzo conjunto a favor de la comunidad, a favor de los demás: yo me quedo en casa para que tú y yo estemos seguros. 

  1. La gente e incluso las corporaciones se han lanzado a donar. 

Poco tardaron en aparecer las primeras páginas de donaciones anónimas a favor de los más afectados por el COVID, ya fuera de forma personal o también para aquellos que habían perdido sus trabajos a raíz de la pandemia. También infinidad de corporaciones se han lanzado a donar a estos fondos de ayudas e incluso han colaborado en los esfuerzos por la vacunación en diferentes partes el mundo; un buen ejemplo de esta labor solidaria lo es Tickmill, que donó una considerable cantidad de dinero para apoyar el programa de vacunación de Seychelles, un pequeño archipiélago del océano indico. 

  1. Las iniciativas solidarias se han disparado.

Dejando de lado el tema del dinero, las iniciativas solidarias para ayudar a los más afectados han estado presentes desde el minuto 1. Desde grupos organizados para ir a comprar a los supermercados para aquellos que no podían ir, hasta grupos repartiendo mascarillas a aquellos que no las pueden comprar, estas iniciativas han estado presentes durante todo el año.  

  1. Estamos concienciándonos más sobre la salud mental de otros.

La pandemia ha puesto en evidencia muchos aspectos de nuestra sociedad, y uno de ellos es la importancia de la salud mental. Con largos periodos encerrados en casa y sin poder ver a quienes queremos o hacer las actividades que más nos gustan, nuestra salud mental colectiva se ha deteriorado. Aunque esto es intrínsicamente malo, hay que ver el lado positivo: nos ha ayudado a ver su importancia. Se ha abierto un camino a una sociedad más sana mentalmente y eso sin duda equivaldrá a la larga a una sociedad más solidaria.

Esperamos que esta pequeña lista os haya hecho reflexionar. Por supuesto, nadie sabe aún qué consecuencias exactas toda esta situación va a tener en nuestra sociedad, ni cómo vamos a cambiar a partir de ahora. Lo que sí sabemos es que incluso en los peores momentos hemos podido encontrar un poco de fuerza para ayudar a los demás. 

Comentarios