jueves 01.10.2020
Lucena Hoy

DEPORTES

El Sevilla FC, nuevo campeón de la Europa League

El Sevilla FC, nuevo campeón de la Europa League
El Sevilla Fútbol Club se ha proclamado campeón de la Europa League 2019/2020 tras vencer en la final por 3 goles a 2 al Inter de Milán. El conjunto andaluz consigue agrandar su leyenda en esta prestigiosa competición de clubes y con esta victoria son ya seis las veces que se ha impuesto en este torneo.

Un equipo que maneja todos los registros

El gran triunfador de esta Europa League es Julen Lopetegui, que se ha reivindicado como técnico después de su polémica salida de la selección española y tras su fracaso como entrenador del Real Madrid. A su llegada a la capital andaluza, no pocos aficionados sevillistas desconfiaban de su capacidad para liderar el proyecto, sin embargo, poco a poco ha ido construyendo un equipo muy sólido que maneja innumerables registros y que se ha convertido en uno de los equipos revelación de la temporada.

La defensa es la principal virtud del equipo, lo que ni mucho menos significa que se trate de un equipo defensivo, al contrario, el Sevilla intenta siempre llevar el mando del encuentro a través del juego de combinación y buscando la portería rival. La cuestión es que la falta de delanteros de garantías, por mucho que De Jong haya anotado dos goles en la final y otro en la semifinal, ha hecho que los andaluces hayan tenido que mantener un nivel de concentración defensiva muy grande a lo largo del curso.

El Sevilla tiene poca pegada, pero el triángulo Koundé-Diego Carlos-Fernando ha sido oro puro, a pesar de que Diego Carlos ha pasado momentos de dificultad y ha cometido errores que han podido salir caros en los últimos partidos. La labor de estos tres jugadores más las intervenciones de Bono, portero en el que pocos confiaban, y el compromiso de todos y cada uno de los jugadores que han pisado el terreno de juego han hecho del Sevilla un equipo con pocas fisuras: los cuatro goles encajados en esta fase final de la Europa League han venido de tres penaltis y una falta lateral. Además, el equipo lleva veintiún partidos seguidos sin conocer la derrota.

Un Inter con mucho peligro

La principal virtud del Inter, por el contrario, sí es la pegada. Sus dos atacantes, Lautaro Martínez y, sobre todo, Lukaku han ido arrasando a todos los rivales que han encontrado a su paso en la Europa League. El Inter es un equipo que no necesita hacer muchos alardes para marcar. El equipo de Conte, favorito al triunfo según las apuestas de fútbol, basa su juego ofensivo en atraer rivales para, posteriormente, atacar con velocidad los espacios que se generan a la espalda de los defensores. Con eso y con la efectividad de sus delanteros destrozó al Shaktar.

Pero el Sevilla, del que “dicen que nunca se rinde”, no cayó en la trampa y empezó a gestionar el balón y a crear superioridades en banda con la subida de sus laterales. Poco a poco se fue adueñando del partido y minimizando la ofensiva interista. Cuando el equipo hispalense puso el 3-2 en el marcador, los italianos se vinieron abajo y no pudieron encontrar el camino hasta la portería sevillista.

El Sevilla lo había vuelto a lograr. Un nuevo triunfo en su competición fetiche, la que le ha situado en menos de dos décadas entre los grandes del fútbol mundial.

Comentarios