lunes 13.07.2020
Lucena Hoy

Toldos para comercios: protección, estética y marca

Toldos para comercios: protección, estética y marca
Llega el calor y con él el sol intenso, un sol demasiado potente para nuestra piel del que debemos protegernos. Ante esto, la instalación de toldos para comercios es un recurso necesario y básico para brindar algo de sombra y protección a un local comercial o a una terraza, y que de esta forma los clientes sientan más agradable la entrada a una tienda o directamente puedan sentarse en una terraza a tomar algo sin sufrir las altas temperaturas del periodo estival.

Pero un toldo es más que eso, y es que, aunque es obvio que la utilidad número uno de estos es protegernos de los rayos ultravioleta y darnos el fresco (que sobre todo en territorios en lugares del sur) tanta falta hace, en muchas ocasiones el toldo es lo que más se ve de un negocio y ese potencial arma de publicidad e imagen no siempre se aprovecha todo lo que se debería.

El toldo como elemento estético

Como ya hemos dicho, en muchas tiendas y locales lo que más nos llama la atención es el toldo, debido a su magnitud o sencillamente por su belleza. Y es que un toldo acorde a la estética del negocio y de la fachada donde se encuentre, supone el primer paso hacia una compra por parte del cliente.

Realmente la apariencia estética no es algo que se deba descuidar hoy en día, las redes sociales y los smartphones, con su capacidad de capturar imágenes y compartirlas al instante en cualquier lugar nos han hecho desarrollar un sentido de la estética que hace años no existía. No es ninguna locura decir que ahora mismo la presentación de un negocio o producto es, si no más, al menos igual de importante que el propio producto; ya sea a través de un envoltorio, unas fotos en instagram, un escaparate o el toldo que lo cubre.

Un paso más, el toldo como marca

Que un toldo sea bonito, este cuidado, encaje con la fachada y, en definitiva, no de un aspecto de dejadez, es esencial y creo que hasta ahí no estamos diciendo nada nuevo.

Sin embargo, esta estética puede ser muy funcional en términos de publicidad y marca. Y es que posicionarse en internet y tener unas redes sociales actualizadas puede ser una herramienta muy útil para tu empresa, pero muchas veces no da todos los resultados que esperamos sobre todo traducido a las ventas (que al final es lo que importa). Puede ser que tu negocio sea local o que las técnicas de marketing online no se adapten a él, pero sea como sea no se nos pueden olvidar las técnicas clásicas de publicidad. Un rótulo atractivo en un toldo es de las mejores formas de perdurar en la memoria de la gente y que tengan en cuenta tu negocio a la hora de consumir.

Piensa que hay gente que pasa todos los días por la puerta de tu negocio, o de vez en cuando, y sin embargo puede que estés dirigiendo más esfuerzos en venderle a esa misma gente tu producto a través de internet.

La posibilidad de adaptar el toldo a tu negocio

Toldos hay de muchos tipos y colores, encontrar uno que se adapte a tu negocio y a lo que quieras transmitir con tu marca no es complicado. Además, la opción de encargar un toldo a medida es posible hoy más que nunca, y sin duda es una opción única de diferenciarse del resto de competidores para ofrecer algo distinto y único a los clientes.

Un toldo no es solo una protección contra el sol, sino que también es una gran herramienta para publicitar tu negocio, afianzar tu marca y diferenciarte del resto.