Viernes 03.04.2020

CRISIS CORONAVIRUS

VÍDEO: El ayuntamiento garantiza la correcta prestación del servicio de ayuda a domicilio y el equipamiento de protección de los 183 trabajadores que lo realizan

En torno a 110 usuarios han dejado de recibir el servicio por voluntad propia o para evitar riesgos innecesarios en el caso de algunos dependientes moderados, con los que se mantiene una comunicación permanente.
VÍDEO: El ayuntamiento garantiza la correcta prestación del servicio de ayuda a domicilio y el equipamiento de protección de los 183 trabajadores que lo realizan

Esta crisis derivada de la expansión del coronavirus COVID-19 deja muchos héroes y heroínas anónimos. Entre ellos están también quienes prestan el servicio de ayuda a domicilio, en su inmensa mayoría mujeres, que no solo deben extremar la medidas para no contagiarse sino también, y de forma muy especial, para no transmitir el virus al colectivo de especial riesgo que constituyen las personas a las que atienden.

En este sentido, el adecuado equipamiento de estas trabajadoras resulta vital. En el caso de Lucena, el ayuntamiento procedió a ofrecer a la empresa que gestiona el servicio, Servisar, tanto mascarillas como guantes para todos y cada uno de los trabajadores que prestan el servicio, según ha explicado a LucenaHoy la concejala de Servicios Sociales, Carmen Gallardo, que indicaba que desde el ayuntamiento también se ha cedido material a otros colectivos que lo han solicitado por problemas puntuales de abastecimiento, como residencias de ancianos, el centro de menores no acompañados de la fundación SAMU, además de mantener una continuada coordinación y colaboración con otros ayuntamientos.

En el caso de la ayuda a domicilio el suministro de estos equipos de protección para el trabajo está garantizado además con el material adquirido por la empresa, y a partir del lunes con el distribuido por la Diputación de Córdoba –6.700 mascarillas para los servicios de ayuda a domicilio de los dependientes de grado III de toda la provincia, también llamados grandes dependientes, facilitadas este sábado por la Junta de Andalucía al ente provincial–.

En Lucena el servicio de ayuda a domicilio es prestado en la actualidad por 183 personas, aunque la mayoría no cuentan con contrato a jornada completa. Según ha informado Gallardo, el personal se ha dividido en dos grupos, que entran en servicio de forma alternativa, para evitar que la posible infección pueda suponer la cuarentena de la totalidad del personal.

MENOS USUARIOS

En los últimos días en torno a 20 familias han prescindido del servicio de ayuda a domiclio, al poder atender a los mayores con medios propios ante el cierre de administraciones, empresas y comercios por las medidas decretadas por el estado de alarma.

Además, atendiendo a las medidas dictadas por la administración andaluza, otros 90 usuarios con grado de dependencia moderada, que recibían prestaciones mínimas centradas en el acompañamiento, han dejado de contar con este apoyo, por considerarse que el riesgo de infección supera al beneficio obtenido. No obstante, Carmen Gallardo indicó que desde el servicio se mantiene un contacto permanente con estos usuarios por si puntualmente necesitarán servicios como compras, medicación, medidas de higiene o profilaxis o algún tipo de atención especializada.

Para el resto de usuarios, unos 500, el servicio se mantiene en las mismos parámetros que hasta la llegada del coronavirus.

UN COLECTIVO "EN VANGUARDIA"

Hoy este colectivo de trabajadores y trabajadoras han difundido a través de Youtube un vídeo realizado con fotografías de buena parte de la plantilla con el que se reivindican como personal "en la vanguardia del cuidado a nuestros dependientes con o sin coronavirus en el ambiente", y aseguran que "siempre que se necesite un cuidado, allí estamos con toda nuestra ilusión". En el vídeo, despejando cualquier duda sobre los equipos de protección individual de los que disponen para la realización de su trabajo diario, aparecen con mascarillas, batas y guantes desechables en sus respectivos puestos de trabajo y aseguran que "damos a los mayores, a los enfermos, a las personas dependientes, una esperanza, una ilusión... ganas de vivir".

Os dejamos el vídeo.