lunes 01.06.2020
Lucena Hoy

CRISIS CORONAVIRUS

Guerreros sin armadura: Los centros de salud de Lucena ya registran al menos cuatro positivos y siguen apelando a la necesidad de contar con material de protección

Sanitario del Centro de Salud de Lucena con uno de los equipos donados en los últimos días.
Sanitario del Centro de Salud de Lucena con uno de los equipos donados en los últimos días.
Guerreros sin armadura: Los centros de salud de Lucena ya registran al menos cuatro positivos y siguen apelando a la necesidad de contar con material de protección

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, señalaba este jueves que 872 de los 3793 positivos registrados en Andalucía correspondían a miembros de la comunidad sanitaria, destacando 293 médicos, 205 enfermeros, 87 auxiliares y 23 celadores. Esta cifra supone que casi 1 de cada 45 contagios corresponden al personal de centros de salud y hospitales, un 22,9% del total de afectados. A ello hay que sumar un número indeterminado de profesionales que desconocen su situación por no haberse podido someter a un test.

Esta semana, el presidente del Sindicato Médico de Sevilla, Rafael Ojeda, aseguraba que “la causa de estos datos está bien clara: no hay equipos de protección, ni en cantidad ni en calidad. Falta desde lo más básico hasta lo más específico”.

AL MENOS CUATRO SANITARIOS CONTAGIADOS

Lucena tampoco es ajena a esta incidencia. Al menos cuatro sanitarios han dado hasta ahora positivo al COVID-19 y algunos más están o han estado en cuarentena. También en los centros de salud de nuestra ciudad la escasez de medios materiales para enfrentarse a un posible contagio es uno de los retos con los que diariamente han de enfrentarse estos profesionales.

En la consulta específica de Respiratorio establecida en cada uno de los centros de salud de nuestra ciudad, en la que se atienden diariamente decenas de casos de pacientes con sintomatología compatible con la infección por coronavirus, los profesionales no siempre cuentan con los equipos de protección individual más adecuados para enfrentarse al trabajo con unas mínimas garantías de seguridad. Algo similar ocurre con el resto de departamentos.

Así las cosas, en los últimos días incluso los propios sanitarios han hecho llamamientos públicos a través de las redes o de grupos de WhatsApp para recabar este tipo de equipos a título individual. La respuesta ha sido la recepción de unos 30 "monos" de trabajo, gafas y mascarillas de uso profesional, en su mayoría donadas por pequeños empresarios locales o entregadas por voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de nuestra ciudad. A este material se han sumado varias decenas de pantallas realizadas con impresoras 3D, fruto del trabajo de voluntarios locales, que constituyen un complemento de seguridad a los equipos homologados.

Pero la crisis del coronavirus va para largo, las entregas de equipos por parte de la administración siguen siendo limitadas y los sanitarios se ven obligados a reutilizar materiales que deberían ser fungibles y de un solo uso. El cuidado sanitario más cercano es el que nos proporcionan cada día los hombres y mujeres que trabajan en los centros de salud de la ciudad y en los dispositivos móviles de urgencias. Por eso sigue siendo necesaria la colaboración de aquellos particulares o empresas que dispongan de este tipo de equipos profesionales.

Comentarios