lunes 01.06.2020
Lucena Hoy

CRISIS CORONAVIRUS

Luis Ramón Benedé, de 74 años, tesorero de la hermandad filial de la Virgen de Araceli en Madrid, segunda víctima por coronavirus en Lucena

El fallecimiento se producía este sábado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, donde se encontraba ingresado desde hace varios días.
Hospital Reina Sofía, en el que ayer se producía el fallecimiento de Luis Ramón Benedé
Hospital Reina Sofía, en el que ayer se producía el fallecimiento de Luis Ramón Benedé
Luis Ramón Benedé, de 74 años, tesorero de la hermandad filial de la Virgen de Araceli en Madrid, segunda víctima por coronavirus en Lucena
Luis Ramón Benedé, de 74 años de edad, tesorero de la hermandad filial de la Virgen de Araceli en Madrid y hombre muy vinculado a nuestra ciudad, donde disfrutaba desde hace muchos años sus vacaciones y tiempo de ocio y poseía una vivienda familiar en Campo de Aras, es la segunda víctima que deja el coronavirus en nuestra ciudad.

El fallecimiento se producía este sábado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba, donde se encontraba ingresado desde hace varios días. Según han confirmado a ABC Córdoba fuentes de la Real Archicofradía de María Santísima de Araceli, el fallecido, que se encontraba en Lucena junto a su esposa tras volver de un viaje del Imserso a la costa levantina, comenzó a sentirse mal, determinándose su ingreso hospitalario.

Natural de la localidad oscense de Sabiñánigo, Luis Ramón Benedé desarrolló toda su vida profesional en una multinacional alemana en Madrid, aunque su contacto con nuestra ciudad, a la que le unían lazos familiares, así como la devoción por María Stma. de Araceli y Ntro. Padre Jesús Nazareno, transmitida a sus hijos, fue permanente.

De su fallecimiento, se hacía eco esta mañana la Archicofradía de María Santísima de Araceli, que manifestaba a través de su perfil de Facebook su pésame y condolencias "a su familia, amigos y a los aracelitanos en Madrid que han perdido a una persona querida por su generosidad, espíritu de servicio y entrega, y, sobre todo, por su reconocido amor a nuestra amada Patrona, Virgen de Araceli, a Nuestro Padre Jesús Nazareno y a Lucena donde, con su familia, era muy querido por su cercanía, bondad y seguimiento de nuestros usos y costumbres".

Del mismo modo, el presidente de la Filial madrileña, Fernando Zurita Huete, ha destacado que “en esta hermandad deja un vacío enorme como miembro de nuestra Junta de Gobierno, e irreemplazable como persona”.