miércoles 21.10.2020

FÚTBOL: TERCERA DIVISIÓN

El Ciudad de Lucena empata ante el Linares Deportivo en su segundo amistoso de la pretemporada (0-0)

El conjunto lucentino no consiguió transformar las ocasiones de las que dispuso en la primera parte pero pudo soportar en el segundo acto el dominio jienense para dejar la portería a cero en su segundo amistoso consecutivo.

Duelo aéreo durante el amistoso entre el Ciudad de Lucena y el Linares Deportivo
Duelo aéreo durante el amistoso entre el Ciudad de Lucena y el Linares Deportivo
El Ciudad de Lucena empata ante el Linares Deportivo en su segundo amistoso de la pretemporada (0-0)

Segundo examen del Ciudad de Lucena en esta etapa preparatoria antes del curso liguero. Esta vez tuvo en frente a un hueso duro de roer como es el Linares Deportivo; un equipo de gran entidad que este año militará en la Segunda División B. Aunque este partido se tenía previsto disputar en tierras jienenses, finalmente se decidió jugar en el feudo lucentino

El once inicial fue muy parecido al elegido en el pasado encuentro, con la excepción de la baja de Marcos Pérez por motivos meramente burocráticos. Para suplir la baja, Dimas tuvo que insertar en el lateral derecho a Toni Pérez, quien también se retiró en los últimos compases por un fuerte golpe en la cara. A estos contratiempos se sumaron las molestias que percibió a la media hora de juego Guille, quien tuvo que ser sustituido por un Pablo Molina que ocupó el sector izquierdo mientras que Conejero se situó en el derecho.

En términos futbolísticos, el Linares alineó un sistema de cuatro centrocampistas a los que se sumaban los dos delanteros para ayudar en la presión y dificultar la circulación fluida de los locales. Pese a estar bastante ordenados y comprometidos, los pupilos de Dimas Carrasco encontraron en varias ocasiones los espacios y gozaron en esta primera mitad de las únicas oportunidades de cara a puerta. Al cuarto de hora, Conejero cazó un balón en área rival pero se topó con un Samu que se hizo fuerte y grande, mientras que Maero tuvo dos consecutivas, una no atinó de cabeza y otra volvió a rechazar el guardameta visitante.

En la segunda parte, Alberto González dio entrada a Hugo como punta, quien intensificó la presión incrustándose entre la pareja rival de centrales, lo que dificultaba la conexión entre ellos y el portero. Para lograr mayor efectividad, los jienenses adelantaron la presión unos metros a través de una primera línea con hasta cinco jugadores, aunque cuando el Ciudad lograba superarla se encontraba con una zona ancha menos saturada por la que podían transitar con mayor libertad.

Este cambio táctico del conjunto visitante le posibilitó cambiar el guion del partido y protagonizar sus mejores minutos. Atosigaron a los centrales celestes y retrasó a un equipo que no está acostumbrado a defender tan cerca de su área. Fruto de ello fue el gol de Fran Carnicer al cuarto de hora, aunque fue anulado a instancias del linier.

Los de Dimas Carrasco, pese a no saber cómo responder a las preguntas que les formulaba el rival, pudieron soportar la embestida y dejar la portería a cero como en el anterior encuentro. Esta fue la noticia más positiva para unos jugadores que siguen asimilando conceptos en esta puesta a punto del Ciudad de Lucena.

Comentarios