Miércoles 11.12.2019
Lucena Hoy

TERCERA DIVISIÓN

Un Ciudad de Lucena más rodado logra su primera victoria frente al Huétor Tajar (2-0)

El segundo episodio de la pretemporada lucentina se saldó con una victoria gracias a los goles al filo del descanso de Javi Henares y Ramón, suficientes para tumbar a un combatiente C.D. Huétor Tajar.
Los jugadores del Ciudad de Lucena celebran el primer gol del equipo
Los jugadores del Ciudad de Lucena celebran el primer gol del equipo
Un Ciudad de Lucena más rodado logra su primera victoria frente al Huétor Tajar (2-0)
El Estadio Ciudad de Lucena albergó su segundo ensayo consecutivo, aunque esta vez finalizado con la felicidad de un triunfo. Tras el empate cosechado la semana pasada, los pupilos de Dimas Carrasco demostraron su valía y compromiso con el equipo en un encuentro donde se medían al club granadino Huétor Tajar.

Después de unos primeros compases donde primaron los parones provocados por sucesivas faltas, el bando local se fue apoderando de la posesión y la iniciativa del juego. Tal y como ocurrió en el anterior duelo, la circulación local, arma crucial para estos, se tornó un tanto espesa. No obstante, la intensidad y concentración de la zaga aracelitana permitió una mayor soltura en zonas de ataque, donde Erik Aguado volvió a destacar sobre el resto.

El compañero del joven mexicano fue esta vez Javi Henares. El que fuese jugador celeste durante el primer tramo de la temporada pasada ha regresado con todo su espíritu luchador y, sobre todo, con su faceta goleadora. Este aprovechó el vendaval de su equipo al término del primer acto para cazar con su testa el servicio de Ramón. El joven lateral almeriense se mostró dudoso atrás pero habilidoso arriba; esta confianza desembocó en un proyectil desde el borde del área que, tras golpear en un rival, acabó traspasando la línea de gol.

La segunda parte dio inició con la tromba de cambios característica de los amistosos y con un 2-0 que invitaba al cuadro visitante a empujar más arriba. Pero solo resultó una simple premisa, ya que el ataque local comandado en este tiempo por los movimientos del recién incorporado Nacho Martínez impidió que se jugase en las postrimerías de su guardameta.

La necesidad de probar nuevos dibujos tácticos sumados al cansancio característico de este tramo del año condicionó la entrada de efectivos jóvenes. La cantera aportó grandes dosis de frescura aunque no acumularon las suficientes llegadas peligrosas para intimidar al portero granadino.

El luminoso no se iba a mover más, lo que significaba la primera victoria en la era Dimas Carrasco. El entrenador lucentino volverá a dirigir a su equipo el próximo sábado tres de agosto en tierras antequeranas, compromiso que servirá de antesala para la presentación oficial de este ilusionante Ciudad de Lucena. 

Comentarios