Lunes 09.12.2019

El fallecimiento de Jon Ander extinguió la vía penal en el caso de las acciones del Lucena

El fallecimiento de Jon Ander extinguió la vía penal en el caso de las acciones del Lucena

.

MANUEL GONZÁLEZ
Un grupo de afectados por el proceso, finalmente fallido, de conversión en Sociedad Anónima Deportiva del Lucena CF se reunieron este martes en el Centro Cívico El Valle. A la cita acudió el abogado que ha ejercido hasta el momento la representación de este colectivo, el egabrense Francisco Miranda. El objeto de este encuentro fue explicar la situación de estas personas que en su día abonaron 1.000 euros, en concepto de reserva de acción, como mínimo, en Cajasur y cuyo dinero se utilizó para otros fines. Miranda les comunicó que el fallecimiento de Jon Ander, el pasado 6 de enero, extingue la acción penal en este procedimiento

La causa contra Jon Ander, presidente del Lucena entre el 1 de marzo del año 2006 y el 11 de junio del 2008, se inició con la presentación de una querella en el Juzgado de Lucena. El juez asignado para este asunto admitió la reclamación penal y se citó a declarar al vasco, que, por aquel entonces, ya había regresado a Bilbao.

El motivo de la actuación contra Jon Ander radicaba en que disponía de un poder, notificado por el Lucena CF, por el que podía disponer del dinero depositado en Cajasur y que, finalmente, al parecer, retiró para cubrir otras necesidades de la entidad lucentinista.

Al menos en dos ocasiones, Jon Ander no se personó para presentar declaración y el Juzgado de Lucena emitió sendas órdenes de búsqueda y captura para localizarlo. En uno de esos intentos, tampoco se le halló en su domicilio. Durante aquel intervalo de tiempo, Jon Ander falleció, justamente el 6 de enero del presente año, y, posteriormente, el juez redactó un auto por el que extinguía la vía penal en el asunto.

A partir de ahora, y según explicó en la cita de este lunes el abogado de estos frustrados accionistas, solo resta la vía civil contra personas físicas o jurídicas, como, por ejemplo, Cajasur o los herederos de Jon Ander. En este caso, la parte que perdiera el procedimiento debería desembolsar las costas del mismo. Además, el horizonte de esta reclamación es oscuro y las posibilidades de prosperar son escasas por lo que el sentimiento generalizado de los afectados es abandonar la lucha.

Los perjudicados, que en un número de cuarenta aproximadamente asistieron al Centro Cívico El Valle, acordaron repartir el dinero que ha sobrado, unos 2.400 euros, del fondo que establecieron para pagar gastos, alrededor de 5.320 euros.

Asimismo, se habló de entablar contactos con la junta gestora del Lucena para solicitarles algún gesto de cortesía. Entre un amplio sector de los damnificados, que en su día aportaron, como mínimo, 1.000 euros a favor del club lucentino para un objetivo no satisfecho, existe la opinión de que los gestores presentes del Lucena CF los han tratado con menosprecio y desinterés. A la conclusión de la reunión, una mayoría de los afectados mostraba su cansancio y frustración por este largo recorrido y, por ello, la opción más probable es el término de los movimientos.

 

Comentarios