domingo 23.01.2022

El Lucena encara el último día para pagar a la AFE entre una alarmante incertidumbre

 

(En permanente actualización) La desorientación y la perplejidad planean sobre los agentes implicados en el trance que atraviesa el Lucena CF
El Lucena encara el último día para pagar a la AFE entre una alarmante incertidumbre
El Lucena encara el último día para pagar a la AFE entre una alarmante incertidumbre
(En permanente actualización) La desorientación y la perplejidad planean sobre los agentes implicados en el trance que atraviesa el Lucena CF. Los administradores del club deben abonar alrededor de 70.000 euros en las oficinas de la Asociación de Futbolistas Españoles antes del mediodía de este martes para resistir en Tercera División, esquivar el descenso a Primera Andaluza y tal vez otras consecuencias mayores.

En las últimas horas del lunes, un indescifrable sosiego, provocado por la ausencia de información, invadía las mentes de los futbolistas que pertenecieron a la plantilla celeste en el ejercicio 2014-2015. “No sabemos nada de nada; esto es muy raro”, afirmaba uno de los componentes más veteranos del vestuario. Otro de los hombres más respetados de la caseta asegura que “no existen novedades” y los contactos más recientes entre la cúpula y los profesionales datan del pasado fin de semana.

La respiración artificial que precisa urgentemente la entidad depende, salvo un giro imprevisto, del cobro de la subvención acordada con el Ayuntamiento de Lucena y cuantificada en 60.000 euros. Desde el Consistorio tampoco se trasladan avances y cualquier decisión se aplaza a la jornada de hoy.

Por el momento, los presumibles efectos proyectados de la reunión mantenida entre el alcalde Juan Pérez y los directivos Javier Martí Asensio y Felipe Luque están detenidos. En el Patronato Todavía Municipal, organismo encargado de la firma del convenio y del otorgamiento del dinero, no consta oficialmente que el Lucena CF se halle al corriente de pago con la Seguridad Social y Hacienda, una condición imprescindible en las negociaciones. Igualmente, habría que notificarse la cancelación de las trabas judiciales puesto que el objeto del pacto –al menos en un 70%- es la retribución de los salarios atrasados que, en estos momentos, alcanzan seis mensualidades.

El hijo de optimismo al que se aferra el entorno lucentinista es la tendencia a la resolución de las dificultades que suele deparar la urgencia. Así, algunos sectores confían en un alivio in extremis.

La segunda y definitiva proposición enviada por los dirigentes al plantel es el abono inmediato del 75% de las retribuciones impagadas para satisfacer el 25% restante en julio. Esta oferta ha sido tajantemente rechazada por siete deportistas. Los que sí han optado por aceptarla aguardan la firma de un documento, redactado por la AFE, que vincule al club y a los futbolistas en previsión de las cantidades aplazadas al mes siguiente.
 
 
En base a todo lo anterior, la viabilidad del Lucena CF está subordinada a la disposición de, como mínimo, 70.000 euros –el 100% de las denuncias recibidas por el sindicato nacional suma 80.000 euros-. La intención que fraguaba Javier Martí Asensio era reunir dicho montante con la contribución municipal -60.000 euros- y solicitar la fracción pendiente a ciertos miembros de la junta gestora, quienes, en principio, le mostraron su negativa.
MANUEL GONZÁLEZ