domingo 26.06.2022

La historia de Quini: Un futbolista a la carrera

La historia de Quini: Un futbolista a la carrera
La historia de Quini: Un futbolista a la carrera
.
La profunda desprofesionalización del fútbol en la Segunda división B ha empujado a los futbolistas que compiten en esta categoría a otear otros horizontes y sembrar el terreno para recoger los frutos cuando las puertas del deporte se cierren. Un caso que refleja esta realidad aparece en el vestuario del Lucena Club de Fútbol. Joaquín Marín Ruiz, conocido en el mundo del balompié como ‘Quini’, ha sorprendido este año a los aficionados lucentinistas por su rapidez, entrega en todo el terreno de juego y el desborde en el ataque. Sin embargo, Quini no solo dedica su tiempo al balón.

El extremo derecho del cuadro celeste nació hace veintidós años en la localidad cordobesa de Fernán Núñez, concretamente el veinticuatro de septiembre de mil novecientos ochenta y nueve. Allí viven su hermana, Elena, y sus padres, ambos maestros. Su padre, Joaquín Marín Almenara, es un afamado poeta de la localidad de la campiña cordobesa e incluso ha publicado una antología con sus obras más relevantes.

Se formó como jugador de fútbol en las categorías inferiores del Séneca y, posteriormente, se esforzó para crecer en este deporte en equipos como el Aguilarense o el Antequera. Precisamente, fue en Antequera donde despertó el interés de la secretaría técnica del Lucena y, finalmente, fue contratado en el último verano.

En un encuentro disputado en El Maulí, Quini fascinó a los enviados celestes a pesar de que se desplazaron hasta la mencionada ciudad malagueña para comprobar la certeza de los magníficos informen que poseían de Rafita, futbolista que ya abandonó la disciplina celeste.

Un futuro empresario
En estos días, Quini habita entre el césped y la biblioteca. Después de finalizar el bachillerato, este veloz futbolista inició los estudios para obtener la diplomatura de Ciencias Economicas y Empresariales en la Escuela Superior de Técnica Empresarial Agrícola (ETEA), centro universitario cordobés fundado por la Compañía de Jesús en mil novecientos sesenta y tres.

Por ello, trasladó su habitual lugar de residencia desde Fernán Núñez hasta Córdoba. En esta temporada, se desplaza a Lucena cada día que hay programado un entrenamiento o un partido y, seguidamente, toma rumbo de retorno hacia la capital califal, al igual que muchos de sus compañeros de vestuario.

Considerado por sus compañeros de aula como un “muy buen chaval” y reconocido como un notable estudiante, concluyó esta primera fase de su formación superior al finalizar el curso académico 2009-2010. Sin embargo, y a pesar de su proyección en el fútbol, estimó conveniente prolongar su preparación y accedió a la licenciatura de su disciplina.

En la actualidad, está matriculado en el último peldaño de la licenciatura de Administración y Dirección de Empresas. Ahora, cumple estrictamente con la disciplina impuesta por su entrenador Rafael Carrillo “Falete” y, simultáneamente, soporta este duro mes de febrero para el sector estudiantil, aún más para Quini puesto que efectuará un total de siete exámenes.

Los rumores sobre el interés de clubes de superiores categorías, como pudiera ser el Córdoba, información que él siempre ha desmentido, no lo han descentrado ni de sus obligaciones deportivas ni de su carrera universitaria. Una reveladora evidencia que, ante la situación económica que sufrimos, no solo de fútbol vive el hombre.

Manuel González García
Twitter: m_gonzalezgcia
.
.

Comentarios