domingo 28.11.2021

Los clubes de Segunda B se reúnen en Madrid y presentarán sus reivindicaciones ante la RFEF

Los clubes de Segunda B se reúnen en Madrid y presentarán sus reivindicaciones ante la RFEF
Los clubes de Segunda B se reúnen en Madrid y presentarán sus reivindicaciones ante la RFEF

.

Representantes de 53 clubes, de los 64 independientes que militan en los cuatro grupos de Segunda B, se reunieron este miércoles en el Hotel NH Nacional de Madrid. El objetivo de esta cita fue escenificar la unión de los equipos concursantes en la categoría de bronce, abordar los temas que más preocupan a estas entidades y acordar reivindicaciones que, posteriormente, se enviarán tanto a la Real Federación Española de Fútbol como a la Asociación de Futbolistas Españoles.

Fuentes presentes en la convocatoria señalaron que el propósito inicial es actuar conjuntamente con la RFEF, puesto que la consideran un instrumento básico y fundamental en el deseo de ofrecer solución a todos los problemas. Igualmente, también se establecerán contactos con la AFE. En los próximos días, este colectivo solicitará encuentros con ambos organismos.

Durante la mañana también se diseñó un equipo de trabajo conformado por los siguientes miembros: Miguel Ramírez, del Lucena CF; Isabel Tarragó, de la Llagostera; Miguel García, del Hospitalet; Jesús Fernández, del Conquense; Juan Carlos Barriocanal, del Real Burgos; Ramón Fernández, del Fuenlabrada; Asier Maestro, del Real Unión; Rafael del Amo, del Peña Sport; Felipe Moreno, del Leganés; Manuel Fernández, del Sanluqueño; y Toni Hernández, del Huracán.

Según publicó este martes el Diario de Cádiz, entre los puntos previstos en el orden del día, aparecían desde la composición de los grupos hasta las dificultades económicas, sin olvidar el pago puntual por la participación en la Copa del Rey.

Por otro lado, el periódico Europasur aseguró este miércoles que una de las principales quejas de los conjunto de la Segunda División B es que han de afrontar demasiadas obligaciones pero disfrutan de muy pocos derechos. En la misma línea, los clubes consideran que han de cumplir con determinadas exigencias como si fueran profesionales, pero que no reciben los beneficios de aquellos que están integrados en la Liga de Fútbol Profesional. Así, se ha planteado el convenio con algún patrocinador para la liga, como ya ocurre en Primera y Segunda.

Otro asunto que preocupa es la reclamación que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha remitido a varios clubes de Segunda B a los que se les exige que los futbolistas del primer equipo, entrenadores y personas que pertenecen a los mismos coticen a la Seguridad Social, cuando, según la normativa vigente, los inscritos en la Segunda B solo están obligados a registrar a seis jugadores como profesionales, lo que supone un desembolso de 3.000 euro por cada uno de ellos. Finalmente, también se ha barajado pedir que la RFEF asuma el pago de los arbitrajes.
MANUEL GONZÁLEZ