miércoles 01.12.2021
Lucena Hoy

FÚTBOL: PRIMERA ANDALUZA

El Lucecor se muestra convencido de poder darle la vuelta a la eliminatoria en casa del Egabrense para acceder a la final del ascenso a División de Honor

Los de Alberto Guardeño deben marcar en la vuelta al menos dos goles para remontar el resultado adverso de 0-1
La familia del CD Lucecor sorprende al equipo senior durante su entrenamiento del jueves para desearle suerte contra el Egabrense
La familia del CD Lucecor sorprende al equipo senior durante su entrenamiento del jueves para desearle suerte contra el Egabrense
El Lucecor se muestra convencido de poder darle la vuelta a la eliminatoria en casa del Egabrense para acceder a la final del ascenso a División de Honor

"No tenemos nada que perder, solo ilusión por ganar". Con esa consigna llega el CD Lucecor a su último cartucho de este domingo a partir de las 19:00 horas en Cabra para adentrarse en la final por el ascenso de Primera Andaluza a División de Honor, que este año se disputará en el estadio Ciudad de Lucena.

Para llegar a ella, el Lucecor tendrá que meter al menos dos goles para remontar el 0-1 de la ida, ya que de llegar al término de una hipotética prórroga con la eliminatoria igualada pasaría el Egabrense al poseer la ventaja de haber quedado primero de grupo, aunque en caso de empate en el cómputo global a partir del 1-2 ganaría el Lucecor por el valor doble de los goles fuera de casa.

Por ello, el entrenador del Lucecor, Alberto Guardeño, pone el acento en estrenar pronto el marcador para igualar la semifinal y así contagiar de presión al rival, del que espera un repliegue medio que intentará contrarrestar con una presión adelantada, valiente y agresiva.

Lucecor Egabrense

Aún así, el equipo se ha preparado durante la semana para los diferentes escenarios que se pueden presentar durante el partido, que en caso de llegar a la prórroga no supondrá un problema para la plantilla: "Hemos ensayado diversos tipos de planteamientos y los jugadores se encuentran con fuerzas para afrontar cualquier reto".

Al gran nivel físico que demostró el Lucecor en la ida, cuyo resultado Guardeño considera injusto dada la superioridad cuantitativa y cualitativa de las ocasiones con las que gozó, se suma en esta ocasión el factor anímico: "El ambiente que se vivió en Lucena con más de un millar de aficionados fue de otra categoría y nos sirve para tenerlo presente en Cabra cuando necesitemos afrontar los momentos más duros".

Un escenario que no se podrá repetir en el estadio de la localidad vecina, cuyas instalaciones apenas pueden albergar medio millar de asistentes, por lo que el club lucentino no ha podido poner en venta entradas para los aficionados visitantes, aunque sí estarán presentes unos setenta simpatizantes del equipo "que se harán notar en el campo".

"Estos días les he insistido en que estamos vivos y que, mientras sigamos creyendo, el sueño seguirá intacto", ha sido el mensaje de Guardeño a los jugadores del Lucecor, que este domingo tendrá en sus manos lograr una gesta histórica para regalarle a su afición otra cita con el fútbol en el estadio municipal, donde estará presente el ganador de la otra semifinal entre el Aguilarense y el Atlético Palma del Río, que se llevó la victoria por la mínima en el primer asalto.

Comentarios